¿Me devuelven mi ciudad?

>> domingo, 4 de enero de 2009

En el centro de la ciudad hay mucho espacio para caminar. Ramblas con algo de sombra, bancos para sentarse a descansar y muchas vidrieras para tentar al consumismo. También hay calles, que utilizan con total normalidad los autos, colectivos, camiones, bicicletas, motos. También hay veredas por las cuales pasear de la mano de la criatura amada (o de la correa). Sé que suena muy redundante, porque para qué son las calles y las veredas sino es para darles su uso correcto...
Y es que a veces ya no sé.
Si todos los días a la tardecita los puestos de gente que dicen ser artesanos ocupan las ramblas; si todas las mañanas las veredas están congestionadas de manifestantes y piqueteros; si todos los fines de semana tengo las calles cortadas porque a una feria de intercambio (trueque) se le antoja instalarse en pleno asfalto. Entonces, ¿cuál es el verdadero uso? ¿Hasta dónde la sociedad permite que unos pocos matones, patoteros, personajes que deforman con su discurso los verdaderos derechos de los ciudadanos, hagan lo que quieran en sus propios espacios?
¿Por qué tengo que tolerar que mis monumentos estén saqueados, mis paredes estén pintarrajeadas, mis calles llenas de basura, mis veredas ocupadas?
Yo como intendente, voy a reconstruir los monumentos, pintar las paredes, limpiar las calles, acondicionar las veredas. Y quiero creer que los van cuidar.

11 votos a favor:

La Luna 4 de enero de 2009, 5:26  

¿Hasta dónde la sociedad permite que unos pocos matones, patoteros, personajes que deforman con su discurso los verdaderos derechos de los ciudadanos, hagan lo que quieran en sus propios espacios?
¿Por qué tengo que tolerar que mis monumentos estén saqueados, mis paredes estén pintarrajeadas, mis calles llenas de basura, mis veredas ocupadas?



...hasta que la municipaldiad invierta en una aplanadora.

[sarcastic.argessive mode OFF]




(priiiiiiii)

Etienne 4 de enero de 2009, 5:53  

Pero che! Luna, no podés primerear en todos lados...!
:P

Vos sabés que la aplanadora es una de las opciones que barajo. Las otras son menos civilizadas que eso todavia...

Besos!

La Luna 4 de enero de 2009, 5:55  

lo que no puede ser es que seamos los únicos seres a esta hora leyendo y comentando (y enrostrandonos los priiii). Claramente el pensar en aplanadoras es producto de la hora, calculo que a las 9 de la mañana la humanidad encuentra soluciones más racionales a los problemas (?).


Saludos.

Sweet carolain Arengando a la gilada..Por un mundo menos pedorro 4 de enero de 2009, 9:07  

no, no. Creo que lo de la aplanadora esta bien. Bueno, por lo menos ahora que son las 9 de la mañana, y dormí 4 hs.

Oime, etiennnne!!, no es que no te lea, pero la otra vez te me hiciste el mistery man, con el tema del lugar... ¬¬

y claro, ahora le agregaste al perfil que ciudad visible, está en NQN que piola, asi cualquiera












Pero qué enemigo!

¬¬

muejejeje

LUX AETERNA 4 de enero de 2009, 13:41  

Me parece muy bien esa es la función de un buen intendente, mantener la ciudad lo mejor posible.

Y moverse dentro de los límites de la leyes intentando que todos se comporten con decoro.

Respecto a las protestas en la calle, hubo una epoca en que las protestas, manifestacione y demás expresiones de masas estaban severamente prohibidas, hasta se corría el peligro de perder la vida, eso lo pienso cada vez que me encuentro con una avenida cortada, por eso me lo tomo con calma.

En democracia Kosteki y Santillán fueron la tumba para el proyecto de Duhalde y los muertos del 20 de diciembre ayudaron a encender las turbinas del helicóptero presidencial.

Eso todo buen intendente debe tenerlo siempre en cuenta.

Salu2

Etienne 4 de enero de 2009, 20:36  

Mai suit: no es que me haga el misterioso, pero tampoco da para una biografía. Todavia no hice nada que se merezca una!
Besirijillos!

Limada 4 de enero de 2009, 20:42  

Pero a veces, me da la impresión que la gente con buenas intenciones de llegar... Llegan?

Beso!

Etienne 4 de enero de 2009, 20:52  

Amigo Lux: acá en NQN tuvimos un caso emblemático, como fue el de Fuentealba (tumba del proyecto político de Sobich) y por eso trato con muchísimo respeto las manifestaciones callejeras. Pero lo que no apruebo es que se dañe la propiedad pública en el transcurso. De todas maneras, la generalización de estos ejemplos es muy peligrosa e injusta.
Respeto la ley, la cumplo y me someto a lo que ella dice. Pero si yo lo hago, es justo que todos la cumplan, sin privilegios ni distinciones.
Sin desmerecer sus reclamos, no es necesario pegar 10.000 volantes en las paredes de la Municipalidad para reclamar un aumento de sueldo ni pintar con aerosol el monumento a San Martin cada vez que los docentes, los empleados de comercio, los sin tierra o cualquier otra institucion realice alguna declamación.
No estoy cuestionando ideologías, eso está claro.
Abrazos!

Etienne 4 de enero de 2009, 20:55  

Limada querida: no sé si llegan, tal vez si, tal vez no. Pero me parece un mucho mejor comienzo. Y el camino puede ser mucho más largo o quedar inconcluso. Y así y todo, tendrá un mejor sabor en tu alma.
Eso, aún siendo político, te lo puedo prometer sin temor a faltar a la verdad.
Besos!

TILDITA 4 de enero de 2009, 21:54  

Apoyo la mocion de la aplanadora!
Principalmente, con las verdulerias que te ocupan toooda la vereda....









PD:Me prestás la aplanadora????Hay una que la tengo en vista hace rato.....

AND 5 de enero de 2009, 16:43  

ey adictoa los blogs :) je
si queres pasate ...

Publicar un comentario

Mesa de entrada: aqui se recepcionan las consultas, quejas, solicitudes y reclamos. Le daremos un número de legajo y... paciencia! Es municipal, vió?

¿Qué desean leer en la Ciudad?

Postales de la ciudad

Postales de la ciudad
Inmigrantes - Fundacion

Pagaron impuestos

  © Blogger template Webnolia by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP