Teorizando comportamientos urbanos

>> jueves, 21 de octubre de 2010

Cada cosa que ocurre provoca en los ciudadanos impulsos irrefrenables de describir, justificar y juzgar comportamientos y palabras ajenas.
Si se escuchan ruidos desde el departamento de la vecina, se arriesgará: "Para mi que la loca esta se enfiestó con dos chongos..."; si vemos pasar al de la cuadra de enfrente con coche nuevo se nos caerá un "para mi que éste anda en algo raro, imposible que pueda pagar ese coche..."; si nos cruzamos un grupo de tatuados con piercings en cada pliegue visible de la piel pensamos "para mi que están drogados y son violentos, mejor cruzo de vereda".
Estamos atrapados en el "paramisismo", un estado en donde nos convencemos que nuestro mundo es el único posible y si hubiera otros mundos, el nuestro es el mejor. Es muy difícil tener que aceptar que hay otros que piensan diferente, lucen diferente, creen en cosas distintas, incluso comen otras cosas. Es decir, sabemos y entendemos que existen los vegetarianos, los musulmanes y los enanos de circo pero ¿los aceptamos?.
Si empezáramos a ver que cada uno vive en un mundo y una realidad diferente sería mucho más fácil evitar el "para mi..." y desterrar esos comportamientos que segregan y nos convierten en seres instintivos.
De todas maneras, es solamente una teoría.

23 votos a favor:

Eugenia.- 21 de octubre de 2010, 23:08  

Oh, las utopías.

Esto me recordó, fijate todo me recuerda algo =P, que pienso que son peores las personas que pregonan la igualdad, que tiran largos y hermosos discursos sobre como deben comportarse los demás, bueno, sabes a que me refiero... Esa gente que es igual que el resto pero se cree diferente. Ponele que hablan en contra de la discriminación, pero si ven alguien morocho fruncen la nariz... y ejemplos miles... No se che. Planteas algo difícil de lograr.

Etienne 21 de octubre de 2010, 23:51  

Euge, los peores son los que dicen una cosa y hacen lo opuesto (como los políticos) son inmundos!
Porque somos todos diferentes, lo malo es creerse mejor que otro, ahí estamos cagados...
Es difícil, por supuesto porque corrés el riesgo de aceptar pero no ser aceptada y entonces te revolvería la cabeza esa injusticia. Es difícil porque no estamos acostumbrados a escuchar o a prestar atención al otro. Es difícil porque somos esencialmente egocéntricos...

laura 21 de octubre de 2010, 23:54  

Intendente, en mi casa siempre "sonaba" una frase

Vivir y dejar vivir

y le juro que eso intento cada mañana, a veces algo consigo

besotes

Etienne 22 de octubre de 2010, 0:05  

Laura, esa frase algo tiene que ver pero a mi siempre me sonó como que no se hace cargo de la diversidad, que la tolera y esa no sería la idea.
De todas maneras es mucho mejor que ir al choque todos los días y ponerse en soberbio...
Besos y gracias por volver!!

A.R.N. 22 de octubre de 2010, 6:21  

el que tiene tiempo para mirar lo que hacen lo demas y mas tiempo extra para comentarlo, seguro que esta dejando de trabajar cosas que necesita en si mismo. beso

El Gaucho Santillán 22 de octubre de 2010, 10:04  

Hay que construirse un mundo propio, pero no para denostar a los demàs, sino para tener paz.

Claro que a veces, mucha gente vive solo mirando el plato ajeno.

allá ellos.

Un abrazo.

AGUSTIN 22 de octubre de 2010, 10:30  

Intendente, mire.
Yo creo que el problema es el paradigma del momento.
Han logrado hacernos creer que el "otro", el que está al lado nuestro es un "enemigo", y usted sabe qué trato merece el enemigo en una guerra.
El problema de estos teóricos del "enemigo" (un tal Yacob en criminología alemana) es que no cierran el número de enemigos, y cada vez estamos más encerrados en nuestras casas, no vamos a los clubes, no tomamos mate en la vereda, nos atrapan la compu y el aire acondicionado.
Si no conocemos al otro, es más fácil ponerlo en la lista de "enemigos".
El miedo, también hace lo suyo.
Perdón por el comentario tan largo, pero concluyo...
¿Hay que aceptar a los vegetarianos también?
Me va a costar un poco.

Cecil 22 de octubre de 2010, 11:09  

apoyo su teoría, señor intendente, con un sonoro TALCUALMENTE

[la rima ha sido producto del azar, mis disculpas]

saludos!

Jazmin 22 de octubre de 2010, 12:15  

Justamente ayer caí presa del paramisismo.
Volvía caminando del trabajo, unas 25 cuadras, y en un momento observé que detrás mío venían caminando dos chicos, 19, póngale.
Uno de ellos morocho, pelo enrulado, jean, remera. El otro, menos morocho, pelo cortito, camisa totalmente abierta flameando alrededor de su torso, y los jeans a mitad de culo, digamos (con lo cual supe que usaba slips blancos)
Los puedo describir tal cual porque me agarró como una cosa de "me afanan", que crucé la vereda, y cuando yendo paralelos se sacaron ventaja, volví a cruzar y me puse detrás. Y fui caminando así unas cuadras, pensando que la misma paranoia que me asaltó así, de la nada, fue la que no permitió que unos vecinos le dieran el socorro que necesitó Matías, aquél chico secuestrado.
Y pensé qué feo que a uno, que cree en ciertas cosas, que predica esas cosas ante su hija, y que tiene la libertad como el valor supremo, se sienta asaltada... por este prejuicio.
Y estoy de acuerdo con Agustín. Es el miedo que habla.

Yoni Bigud 22 de octubre de 2010, 13:07  

Para mí que usted nos anda queriendo convencer de algo. Para mí que alguien le paga.

Un saludo.

Café (con tostadas) 22 de octubre de 2010, 13:08  

para mi que mucha gente se toma demasiado tiempo para pensar cosas inconducentes.

para mi que, además, tienen como muuuucho temor de casi todas las cosas, especialmente de la incertidumbre.

para mi que es mucho más fácil (aunque infantil, no lo vamos a negar) crearnos una burbuja de verdad absoluta en la que creemos saber de qué va la cosa y, como no nos daremos margen para someter a prueba esa teoría, no nos equivocaremos jamás.

ojo, para mi, eh.

Horacio 22 de octubre de 2010, 18:19  

y por qué no teorizás comportamientos rurales si sos tan guapo!!! la vaca, el caballo, el tractor, el rastrojo

Lola 22 de octubre de 2010, 21:15  

Para mí lo peor del paramisismo (me encantó el término) es lo que nos limita.
Por un lado nos aisla, estamos tan inmersos en pensar que por ejemplo el vecino que tiene auto nuevo anda en algo raro y tejemos elaboradas teorías al respecto, y resulta que por ahí si nos acercáramos y lo felicitaramos por el auto nuevo nos enteraríamos que están dando créditos y nosotros mismos podríamos acceder a tener un auto nuevo también.
O como le pasa a una amiga de mi hermana, que es muy flaca y en general siempre que le ofrecés algo lo rechaza, entonces la gente piensa "para mi es anorexica, acaso alguna vez la viste aceptar un pedacito de torta en un cumpleaños aunque sea" y resulta que la pobre es celíaca (y si hablás un poquito con ella hasta podés descubrir que sos celíaco también; o al menos informarte bien).
También nos limita en tanto y en cuanto muchas veces condicona nuestros actos el paramisismo de los demás; algo por demás conocido, y tan dificil de vencer.

Saludos!

Mundo Aquilante 22 de octubre de 2010, 22:15  

Pero muy buena!
clap clap clap.
Basta del para mí! Es muy difícil aceptar la diversidad pero es altamente urgente que podamos hacerlo.

Saludos desde Mundo Aquilante!

Conta Dora 22 de octubre de 2010, 23:33  

Y bueno, quién no es prejuicioso?? creo que todos lo somos ante una primera impresión, y cuando vamos conociendo a las personas afirmamos o desechamos esas teorías que nos formamos al primer momento.

Besos!

Etienne 23 de octubre de 2010, 10:23  

Bruji, ese es el comienzo (aunque todos lo hacemos) pero lo grave que se postula es no poder aceptar que haya otros diferentes a nosotros, que hacen y piensan cosas distintas. Y que se juzgue esa diferencia.
Besos!!!

Gaucho, una vez entendido que somos todos un mundo personal diferente, con valores y principios diferentes, podremos mirar el plato ajeno y conversar sobre él, sin juzgar y sin adjetivar.
Abrazos!!

Agustín, es muy cierto lo que decís, el chip que nos hacen creer hoy es que todos son el enemigo y hay que tenerles miedo. Eso afecta a nuestro comportamiento y creo que lo más frustrante es aceptar pero no ser aceptado en un plano de desigualdad.
Los vegetarinos no saben lo que se pierden, aceptémoslo.
Y otra cosa: en Villa Cualquiera tal vez no sea necesario pero en la Ciudad Visible, sin aire acondicionado no se puede vivir!!
Abrazos!!

Cecil, tener a sus antorchas de mi lado me otorga una seguridad extra y la certeza que no andaba tan errado.
Besos y gracias por pasar!!

Jazmin, desde ya te digo que es normal y que tenemos tan arraigado el miedo que lo hacemos naturalmente y después te das cuenta que hiciste una irracionalidad. Lo desconocido y lo distinto generan estos actos que nos avergüenzan y está buenisimo que puedas cambiar tu mirada como madre a partir de un error.
Gracias por tu examen de conciencia!!
Besos!!

Etienne 23 de octubre de 2010, 10:37  

Yoni, no venga aquí a sembrar cizaña, que si alguien me pagara... sería Presidente!!
Abrazos!!

Café, es peor todavía que eso. Nos condicionamos la mente tanto que salimos a probar que nuestra teoría es cierta y buscamos que la realidad nos avale y nuestro lenguaje corporal, gestos, tono de voz e incluso las palabras que usaremos nos llevarán a probar esa teoría... por conveniencia.
Para mi, que estás necesitando un buen desayuno!!
Besos!!

Horacio, no hago eso porque esto es la Ciudad Visible, no el Campo Visible, ponele!!.
Pero en el campo (lo conozco) hay mucho más tiempo para todo, incluso para saber cosas de los demás, y juzgarlas.
Abrazos!!

Lola, exactamente eso es lo que se postula!! Vemos a un señor con ropas comunes, algo raídas y pensamos que nos puede llegar a robar y después resulta que es el dueño de un gran negocio o cosas así. Nos condicionamos a ver lo que queremos ver y nos impedimos de reconocer la diversidad y lo que las apariencias ocultan. Y generalmente, detrás de todo eso, hay una persona como nosotros...
En cuanto al paramisismo de los demás, bueno, eso es cosa de ellos!!
Besos!!

Mundo, muchas gracias por sus palmas, gracias!!
Si, es realmente urgente que lo hagamos porque las autoridades reales se están aprovechando de nuestros miedos y nuestro instinto de conservación!
Besos!!

Conta, no es ese el punto, es decir todos tenemos prejuicios, una construcción cognitiva que nos arrastra a pensar determinadas cosas y a interpretar la realidad de un determinado modo. Pero lo que se postula es aceptar la existencia de una enorme diversidad, entender que mi realidad no es la única y que hay otros mundos en los cuales se puede habitar (dicho esto como una metáfora).
Amiga, no hay que dejarse llevar por las apariencias y no juzgar a través de ellas.
Besos!!

La Pé 23 de octubre de 2010, 10:55  

PARA MÍ que si cada uno se fijara un poquito mas en lo imperfectos que somos individualmente, no andaríamos encontrando fallas en el resto, estimo que no nos quedaría tiempo ni ganas.

Y los vegetarianos no saben que uno de los placeres más grandes de la vida es un pechito de cerdo a la parrilla, no jodamos. jajajaja

Etienne 23 de octubre de 2010, 12:14  

Pé, es un poco lo que debería hacerse, la comparación no nos dejaría tan bien parados y no nos quedaría otra que mejorar.
Ay! Me hiciste dar ganas de un cerdito a la parrilla, un cordero al asador o una tira de asado frente al río... Me queda hacer unas chuletas en el balcón; algo es algo!!
Besos!!

Caro Pé 23 de octubre de 2010, 12:22  

En total acuerdo, te voto!!!Necesitamos gente que no se dedique a juzgar la vida de los otros.
Hay como una tendencia humana a juzgar , pero hay que superarla :)
No? Eso trato de hacer yo.
Libertad Carajo!
Libertad, Igualdad, Fraternidad!
Saludos

Mery Swanson 23 de octubre de 2010, 20:19  

Yo creo que peor que el paramismo es el hecho de creer que no es solo para mi sino que lo que yo opino es una realidad... mientras reconozca al otro como alguien legitimamente diferente habra esperanzas... Besoss

don vito 24 de octubre de 2010, 9:02  

Hola Etienne, tu generosidad es inmensa, muy agardecido por tus bellas palabras, es un placr perderse en ellas, muchas gracias, pasa buen domingo,besos.

Etienne 24 de octubre de 2010, 20:53  

Caro, es muy cierta la tendencia (y tentadora) pero si vos la intentás superar y yo también y elresto hace lo mismo, es un buen comienzo.
Eso! Vivan los principios revolucionarios!
Besos!!

Mery, eso también es grave porque elimina la posibilidad de la diversidad y te digo que aunque nos parezcamos, somos en definitiva individuos genética y psíquicamente diversos!!
Besos diferentes!!

Don Vito, es usted el que anda con grandes adjetivos!! No será para tanto, che...
Bienvenido cuando guste!
Abrazos!!

Publicar un comentario

Mesa de entrada: aqui se recepcionan las consultas, quejas, solicitudes y reclamos. Le daremos un número de legajo y... paciencia! Es municipal, vió?

¿Qué desean leer en la Ciudad?

Postales de la ciudad

Postales de la ciudad
Inmigrantes - Fundacion

Pagaron impuestos

  © Blogger template Webnolia by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP