Decir palabras, usar la mirada fulminante

>> domingo, 24 de octubre de 2010

Decir que opinás diferente al resto, que tu forma de pensar provoca gestos de asombro, caras de sorpresa, tal vez una sonrisita nerviosa.
Decir que lo establecido por cánones ajenos te es indiferente, teniendo una filosofía propia de vida algo conflictiva, incluso un poco confusa pero original en su concepción, recta e inflexible en sus principios.
Usar las palabras de forma desafiante, quizás provocadora sin llegar a ser ofensiva, tampoco hiriente, sólo para intentar obtener una respuesta rápida o un contrapunto vivaz.
Usar la mirada fulminante para reflejar en el rostro de nuestro interlocutor la esencia básica de todo comentario.
Decir que sus palabras fueron inadecuadas, que sus comentarios originaron desconfianza, expresiones de desinterés y una retirada masiva.
Decir ¡cállate! que tu voz me fastidia y me impide disfrutar del día no cae del todo bien aunque sea la estricta verdad.

16 votos a favor:

El Gaucho Santillán 24 de octubre de 2010, 21:07  

Y, es poco polìtico.

Pero, a veces no hay otra forma.

O salir corriendo, quizàs.

Un abrazo.

Gaby 24 de octubre de 2010, 21:22  

Ay, pero es taaaaaaaaaaaaaan lindo mandarse y decir lo que uno piensa, sobre todo a ciertas personas! Lo que pasa que uno se reserva en nombre de no sé qué corrección. Y lo peor es que ese que nos está molestando, ni se preocupa por ocultar sus miserias. A veces, hay que hablar y decir basta.

Beso!

laura 24 de octubre de 2010, 22:20  

a mí me ocurre que muchas veces quedo en medio de una disyuntiva, porque no me gusta herir a nadie adrede pero tampoco puedo decir sí a todo

no significa entender todo de todos sino que puedo bancarme cosas con las que jamas coincidiría pero que despues de analizarlas no modifican en nada mi vida

no todo es onda amor y paz, pero no me va ir al choque porque sí o porque piensa distinto a mí

besotes Intendente

Lola 24 de octubre de 2010, 22:40  

El problema es que a veces es muy dificil saber donde está esa línea entre lo incisivo y lo hiriente por ejemplo... o no todos sentimos igual... o tal vez es más fácil hacerse el ofendido que reconocer que el otro tiene razón aunque no le guste.
Yo últimamente en mi trabajo Nº1 utilizo bastante el silencio y la mirada fulminante, y si me saco vamos por las palabras desafiantes. La mirada fulminante no te la pueden reprochar como las palabras y es curioso ver cómo el otro sigue esgrimiendo argumentos cada vez más rídiculos y desesperados para defender lo indefendible, esperando ansiosamente tu aprobación, mientras lo mirás feo, hacés silencio y hacés honor a tu promesa de no volver dorarle la píldora a gente de esa calaña.

Besos!

Etienne 24 de octubre de 2010, 23:04  

Gaucho, es poco político pero digamos que muy efectivo.
A veces no te dejan alternativa...
Abrazos para vos!!

Gaby, a mi muy bien no me sale porque cuando me indigno me sale un tono muy definitivo, sin matices y es medio peligroso llevarme a ese extremo...
Cuando hay algo que te molesta hay que decirlo siempre; la cuestión es como hacerlo, sin rebajarse al nivel de la babosa que tenemos enfrente!
Besos!!

Laura, el pensar diferente no es motivo para ir al choque, el tema pasa porque ciertos comportamientos o dichos nos afectan y hay que poner un freno. ¿Cómo hacerlo? De la manera más firme posible, contundente pero sin agredir. El fulano se va a sentir ofendido pero por el hecho de que no hicimos lo que él quería.
Las opiniones son formas de ver un hecho puntual y las opiniones generan sentimientos en las personas que no siempre coinciden.
Besos en sintonía!!

Lola, siempre hay que reconocer si el otro tiene razón, es la mejor manera de mantener la autoridad y la credibilidad moral. Pero guarda cuando patinan, ahi está bueno empujarlos un poquito para que vean que no siempre son infalibles, sobre todo si son insufribles y soberbios...
No hay que agredir, evitar los insultos. Es mucho mejor dejarlos en evidencia y mirarlos condescendientemente y si siguen la perorata, cortarla de forma tajante y dejarlos con la palabra en la boca. Cortita y al hueso.
Besos!!

Yoni Bigud 25 de octubre de 2010, 9:33  

La estricta verdad no siempre es el camino adecuado, es cierto. Pero hay que tratar de mantenerse lo más cerca posible.

Un saludo.

Jazmin 25 de octubre de 2010, 12:09  

Por lo general, soy bastante acertiva en mi forma de comunicar, pero hay cosas que me cuesta mucho decir.
No porque al otro pueda molestarle o caerle mal. Eso puedo manejarlo. Sino cuando sé que el otro no va a entender, no va a captar, va a estar encerrado en su concepción y no va a moverse de ahí.
Así, es imposible. Ahí queda, el silencio o el hachazo verbal.


También ud!! Por qué no dijo algo más polite? Como "beneficiame con tu silencio..."?
Claro, el sarcasmo suele sonar peor que la crudeza llana.

Tener una ceja que se levanta ayuda mucho a la mirada fulminante.

GABU 25 de octubre de 2010, 13:34  

Le aseguro que bendigo a la naturaleza (?) por haber nacido con lo que considero un verdadero Don,porque hablar con la mirada y que el resto del mundo entienda,es un placerrrrrrrrrr!!!
jajajajajajajajaja

P.D.:Me asumo como una impertinente total,carezco de filtros,los desconozco y no sè si me interesa registrarlos en mi haber algùn dìa!!!

Ahora callar,lo que se dice callar a alguien porque me fastidia,no he probado,es màs lindo tratar de hacer que el otro comparta con uno esos placeres,no? :)

BESITOS FIJOS

A.R.N. 25 de octubre de 2010, 15:03  

mmhh
poco importa lo que yo diga, mi cara es indisimulable. en el peor de los casos huyo. que se le va a hacer... se hace lo que se puede

Diego Mira 25 de octubre de 2010, 18:29  

hay que decir siempre la verdad, guste o no guste
un saludo

Etienne 25 de octubre de 2010, 23:17  

Yoni, usted debe saber (o sospechar) que no siempre la verdad es la que nos mantiene libres y que en la forma en que lo decimos (léase un tecnicismo) está la clave.
O lo que usted dijo, pero en otras palabras...
Abrazos!!

Jazmín, normalmente el comportamiento asertivo es el último que utilizo porque no todo el mundo es capaz de tolerarlo, que veo que le pasa a usted también, y el sarcasmo o la ironía son idiomas muy complejos para determinada gente.
Me quedo definitivamente con la ceja elevada (yo utilizo mucho la izquierda), es mucho más comprensible!
Besos!!

GABU, te imagino echando espuma (?) por esos ojazos y es un idioma que hasta los ciegos entenderían!!
Si andás buscando trabajo, necesito una persona sin filtros para la Mesa de Entradas, ¿te animás? Jajajaj!!
Besos en vivo y en directo!!

Bruji, yo suelo hacer uso de la retirada también pero me parece una salida fácil (para el otro) porque no le hacemos saber qué nos incomoda, qué nos molesta. Por supuesto, depende del interlocutor...
Besos!!

Diego, no discuto lo que decís, estoy de acuerdo pero hay veces que por decir la verdad el que queda mal parado es uno mismo. No es el caso del texto, ahi si hay algo que nos molesta, hay que decirlo!!
Abrazos!!

Jazmin 26 de octubre de 2010, 9:22  

Me quiero hacer el harakiri con un grisín... con "C" escribí asertiva.

Por Zeus, en qué pensaría? En que es todo un acertijo saber cómo comunicarse sin maldecir? Que es más acertada la mirada fulminante que la palabra hiriente?

En fin. Qué dolor haber pasado por alto que una letra usurpaba el lugar de otra. Ahí veo que la S le levanta la ceja a la C... me quedo tranquila.


(yo levanto la derecha)

Saludos, Major!

Etienne 26 de octubre de 2010, 20:41  

Jazmín, quedate tranquila que acá nadie te va a reprochar las faltas otrográficas. Lo imperdonable es la falta de pago de las tasa municipales y el voto opositor.
Lo demás, pasa (te lo digo con mi ceja izquierda levantada...)
Besos!!

jimena rivas 26 de octubre de 2010, 21:22  

No, lamentablemente no todo el mundo entiende que hay cosas mejor afuera que adentro! Saludos

Etienne 26 de octubre de 2010, 22:34  

Jimena, esa gente se pierde de la mejor medicina que es purgar la mente y beneficiar al otro con cosas que debería escuchar!!
Bienvenida a la Ciudad!!
Besos!

Epístola Gutierrez 27 de octubre de 2010, 8:05  

Ja ja ja ja, te iba leyendo y venían a mi cabeza mil imágenes de situaciones en el el discenso no es bien aceptado, o que una actitud diferente es mal vista... pero nunca me imaginé el final.
Creo que cuando uno lanza la flecha de la verdad es conveniente primero mojar su punta en miel.
Un beso.

Publicar un comentario

Mesa de entrada: aqui se recepcionan las consultas, quejas, solicitudes y reclamos. Le daremos un número de legajo y... paciencia! Es municipal, vió?

¿Qué desean leer en la Ciudad?

Postales de la ciudad

Postales de la ciudad
Inmigrantes - Fundacion

Pagaron impuestos

  © Blogger template Webnolia by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP