Percibiendo la ciudad con los sentidos [5]

>> martes, 31 de agosto de 2010

OLFATO

-Estoy muy cansada. Quisiera hoy un buen masaje y morirme hasta mañana. No, mejor por una semana. O vacaciones, pero me van a descontar los días. Mejor, desaparezco y digo, no sé, que se murió un pariente o que me abdujeron unos aliens exploradores. Y este idiota del 2º que se empeña en hacer bifes a la plancha a las 4 de la tarde... Mejor me voy a lo de la Pato a ver si sabe algo del primo. ¡Es que olía tan bien esa colonia (tengo que averiguar la marca, para regalarla) que tenía puesta! No es que fuera tan lindo, pero bueno, hay que pasar el invierno, dicen. Un buen baño me vendría bien, ponerme una loción fresca, algo relajante. Ese champú de ortigas que olvidó el último incauto es su mejor recuerdo, huele a verde, a pradera, porque lo que era él, ufff, olía a guerrero cobarde, a esclavo traidor, a letrina de baño público. Bueno, exagero, pero más o menos... Me tomo un taxi, todos huelen igual, a ese olor de desodorante de auto mezcla con desinfectante, algunos de limón, otros de pino, da igual, todos me ponen de mal humor. ¿Será que en verdad necesito un masaje? Menos mal que el taxista no intentó darme charla porque me tiraba del coche; le pagué con un billete sucio, me olí las manos y aún estaba ahí ese hedor de múltiples manos e inmundos bolsillos, gracias que traigo este gel antibacterial, que me quedó en el fondo de la cartera del invierno pasado, por lo de la gripe A. Me bajé y me asaltó un tufo rancio de cloacas y desagües, maldita sea, ¡quiero un mate! Y sin embargo, esta perra no está en la casa. Le dije que me esperara, qué clase de amiga es, la voy a llamar... No, mejor me meto en este salón de belleza, tal vez ese masaje deseado con cremas frescas y aromas suaves me despejen la mente y el cuerpo. Ah! Jazmines, arándanos, azahares… Me está agarrando una modorra, me duermo... ¡Qué placer!

14 votos a favor:

Lola 31 de agosto de 2010, 0:23  

Por fin le llegó el turno!
El pobre es el más olvidado de los sentidos (quien no sabe como se le dice al que no puede ver o al que no puede oir? en cambio cuantos saben cómo se llama la enfermedad por la cual no se puede oler? Si bien la anosmia es poco común, existe! y casi nadie lo sabe!)
Y además de todo es uno de los más terapeuticos (además de aromaterapia existe "terapia" sólo es reconocida la mismo nivel la "musicoterapia", creo).
Además de todo dicen que colabora en tal grado con el gusto que hay sabores que es imposible distinguirlos entre sí si no los pudieramos oler.
Existen templos donde por elevadas sumas de dinero podemos acceder a los más exquisitos (me declaro culpable!) pero siempre es bueno recordar que también los podemos obtener gratis, y de fuentes naturales.

Besos

Eleanor Rigby 31 de agosto de 2010, 8:50  

Nunca fui a un coso eso de belleza, debe ser re lindo unos mimos con aromas y texturas, y ahh ese que se yo que tienen esos lugares que la hacen sentir bien a una...supongo, no?

Pasa las mas de las veces en que uno se pudre de todo, y la amiga que no está, y me marea el taxi y el olorcito ese me da un asco terrible, encima me vino... Siempre hay días de esos!

Yo x lo gral sólo quiero llegar a mi casa...

Soledad 31 de agosto de 2010, 11:04  

Las grandes ciudades son invivibles!!!

Porque cuando quieren tapar los malos olores naturales, atribuibles a miles de cuerpos, miles de autos, miles de perros, usan desodorantes más terribles que el olor!!

Voto por una vida bucólica, en el campo... con azahares y rumores de agua, y vestidos con puntillas y canastas con frutas...

Ay!! mierda, otra vez me evadí de la realidad metiéndome en una pintura!!!

Besos

GABU 31 de agosto de 2010, 12:36  

Que ricor el aroma de los jazmines!!!!!!

A pesar de ser fumadora,gracia' diò,no tengo demasiado alterado el sentido del olfato,es màs,un sueño que conservo cual tesoro,es ser "nariz",elaborar fragancias,jugando con las percepciones... :)

P.D.:El tufo de los taxis es similar al de los telos,son tantos los perfumes (corporales y ficticios) que entran y salen constantemente que se altera por demàs la atmòsfera y cuando el ambiente se enturbia pareciera que se adhiere a todas las superficies!!

BESITOS AROMÀTICOS ♣

jordim 31 de agosto de 2010, 20:03  

Los taxis albergan conductores imprevisibles, y también los hay muy limpios, incluso maniaticos de la limpieza..

Alexis Rott 1 de septiembre de 2010, 11:46  

jajajajaja
dios mio olores de taxi!!
eso debe ser horrible

te juro que uno de mis primos usa un desodorante escandoloso, con eso me refiero que huele "puta barata"jajaja
la verdad me dio risa eso de que si el taxista te empezaba hablar te tirabas del carro

jajq ue alucinante

si mi estimado neecesitas un masaje y aromaterapia URGENTE!!

un saludo y un abrazo mi stimado!

Yoni Bigud 1 de septiembre de 2010, 12:03  

Me caen bien las personas que caminan guiadas por los olores. Los seres olfativos no son tantos, pero son los más entretenidos.

Un saludo.

Not just a moustache 1 de septiembre de 2010, 14:31  

Así que éste era el blog de Monk.

Etienne 1 de septiembre de 2010, 22:03  

Lola, en realidad lo dejé para lo último porque fue el texto que más disfruté al escribir y yo siempre dejo lo mejor para el final!!
Buen dato el nombre de esa enfermedad, en verdad que no la tenía!!
A esos templos voy muy de vez en cuando porque son realmente costosos, jejeje! Pero me gusta oler bien!
Otro dato: no es proporcional el talendo olfativo con el tamaño de la herramienta, te lo digo con conocimiento de causa!!
Besos!!

Eleanor, en rigor de verdad, yo tampoco fui, pero me lo imaginé así, relajante, con velas aromáticas y cosas para tranquilizarse...
No hay lugar como mi casa, digo siempre, pero a veces hay que salir a ventilarse. Aunque a veces el mundo se complota (o por lo menos, los amigos!) y nunca están disponibles!
Tranqui, no te sulfures, tomate un tecito oloroso y relajate!!
Besos!!

Sole, me parece que estoy viendo la misma pintura que vos: suaves colinas cubiertas de flores y pasto que se mece por la brisa; a lo lejos un montecito de frutales. Más acá, una casita, un molino y un par de animalitos. Olor a cardo, a aromo, a eucalipto y a manzano.
Nada de desinfectantes ni aerosoles!!
Besos!!

GABU, en una época vivia arriba de los taxis y aunque reconozco que la gente se sube y se baja permanentemente, puedo decir que cada taxista tiene su aroma (y su estilo) y lo plasma en el auto. Algunos de pino, otros fragancia de campo, los menos tipo bebé...
Yo ya no fumo pero nunca pude oler demasiado bien. Aún así, el tamaño del aparato simula que soy un excelente "oledor" ;)
Besos!!

Jordi, estoy de acuerdo, de hecho, la gran mayoría son muy mañosos con casi todo. No permiten comer, ni tomar bebidas y forran los tapizados con una especie de plástico que repele todo tipo de manchas.
Y no les vayas a tirar ni un papel...
Abrazos!!

Alexis, me hiciste acordar con el comentario sobre tu primo de esos que usan desodorantes baratos (acá también hay de esos) que son puro alcohol y con un olor que es muy ordinario. Normalmente se ponen cantidades industriales y apestan el ambiente donde se encuentran!
Estoy pensandolo muy seriamente, ya me han dicho que estoy contracturado... ¡Necesito vacaciones!
Abrazos amigo!!

Yoni, en mi experiencia, es mucho más fácil toparse con olores desagradables que con aromas más pasables. Quizás por eso, no abundan los sujetos olfativos. Por otro lado, se me ocurre pensar que alternar el uso de los sentido puede ser una experiencia entretenida. ¿Para qué? ¿Tiene que haber un motivo...?
Abrazos!!

Moustache, ese sujeto no tiene nada que ver conmigo, vino una vez y me desordenó todo. Es un psicópata. Andaría bien para archivar cosas...
Saludos!

Mista Vilteka 3 de septiembre de 2010, 16:53  

¡Huele a futuro! A la innecesidad de lo que tiene que venir. Huele a lo que sigue. A tu cuerpo. A tus quejidos, a tus quejas.

laura 3 de septiembre de 2010, 20:20  

ay no me va a negar que un buen aroma despierta neuronas dormidas!, y hablo de piel, de perfume, de flores, de una buena comida.....

besos señor

ña 4 de septiembre de 2010, 15:47  

Qué poder tienen los diferentes aromas, no?
y sin embargo el olfato es el sentido que más rápido se acostumbra. Cuando un olor nos desagrada, bastan unos pocos minutos para acosumbrarnos a él.

saludos desde mi ciudad señor :)

Epístola Gutierrez 6 de septiembre de 2010, 12:21  

Me agradó mucho este viaje olfativo. Me agradan mucho este tipo de imágenes, ya sea que me renueven en una fragancia o me asquéen en un olor nauseabundo.
Muy bueno tu escrito.
Un beso.

Etienne 6 de septiembre de 2010, 20:16  

Mista, huele a muchas cosas que no puede ver y aún así, sigue intentando. Se queja porque es humana, huele el éxito y lo sale a buscar!
Abrazos!!

Laura, de eso precisamente se trata el texto, si se fija bien, hay algunas cositas pequeñas, detalles que hablan de neuronas necesitadas de ser despertadas!!
Besos!!

Ña, no había tenido en cuenta esa capacidad de adaptación, es muy cierto!! A contrario de los otros sentidos, que si no agrada, no agrada... Los aromas tienen poder sugestivo, ahora me puedo dar cuenta!
Besos!!

Epístola, de la secuencia de sentidos, éste fue el texto que más logrado me quedó. La idea era generar esa sensación que se obtiene cuando olés pero a través de las palabras y creo que lo logré!
Hay un lugarcito en el Correo Ciudadano, ¿te quedás por acá?
Besos!!

Publicar un comentario

Mesa de entrada: aqui se recepcionan las consultas, quejas, solicitudes y reclamos. Le daremos un número de legajo y... paciencia! Es municipal, vió?

¿Qué desean leer en la Ciudad?

Postales de la ciudad

Postales de la ciudad
Inmigrantes - Fundacion

Pagaron impuestos

  © Blogger template Webnolia by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP