One touch of style

>> sábado, 19 de septiembre de 2009

El sol castiga la tierra reseca. Hace 38 grados de calor a la sombra pero todos los santiagueños sobreviven a las inclemencias naturales disfrutando de su tan famosa siesta. No, todos no.
Guillermo, más conocido como "La aplanadora" por ser de físico grande y forzudo, Luciano y Lito se dirigen, atravesando la calle que más parece un caldero, a un descampadoubicadoal final de la arteria principal del pueblo. Allí estaban esperando otros chicos pateando una pelota de cuero cosido a mano, anticipando lo que sería un extraordinario enfrentamiento. Los tres protagonistas conforman desde hace tiempo un equipo imbatible.
Hece pocos días habían recibido un desafío de otro equipo y se habíann citado a la hora de la siesta para decidir, en un encuentro definitivo, quien era el mejor en todo el pueblo.
Cuando el partido empezó hacía mucho calor pero los chicos no le prestaban la mínima atención. Enseguida los muchachos, tras una combinación estupenda, tuvieron la posibilidad de abrir el marcador. Pasados varios minutos de intenso juego, empezaron a sentir el agobiante calor y a transpirar copiosamente bajo el sol.
Ya en el final del partido, Guillermo, que jugaba d elíbero, arrancó desde su arco, Inmediatamente levantó la cabeza y observó el panorama; los delanteros, entre ellos Luciano estaban marcados. Decidió jugar con Lito recostado sobre el lateral derecho de la cancha. Éste giró y vio sobre él la marca de un delantero rival; lo eludió y le devolvió la pelota a Guillermo. Aprovechando esta situación, Luciano se sacó su marcador de encima y corrió a recibir el pase de Guillermo. Cuando lo recibió comenzó a correr hacia el arco rival. Gambeteó a la carrera a dos y quedó solo enfrentando al arquero. En un segundo, elevó la pelota, saltó lo más alto que pudo, arqueó en el aire su cuerpo y con la pierna izquierda impactó el balón, que fue a clavarse en el fondo del arco.
Dos meses después de ese partido, los tres adolescentes viajaron a Buenos Aires. Se establecieron en la casa de un pariente de Lito; enseguida fueron a asociarse al club del barrio e ingresaron al equipo que ese mismo año salió campeón.
Al año siguiente los tres muchachos consiguieron el pase a las inferiores de San Lorenzo, club que estaba a más de treinta cuadras de su casa. Allí, los chicos santiagueños llevaron al equipo al cuadro de honor al ganar el campeonato invictos con sólo seis goles en contra en dieciocho partidos.
Los chicos juntos eran el terror de las defensas adversarias.
Pero un fatídico día de octubre, durante los entrenamientos, Luciano sufrió una grave fractura de tibia y peroné; doce días más tarde Guillermo se desgarró en un partido y siguió jugando hasta que el dolor agudo que sentía se lo impidió.
El médico pronosticó que Luciano y Guillermo no podrían jugar nunca más a nivel profesional. Los dos jóvenes desesperados, decidieron regresar a su provincia natal. Lito se quedó en la capital pero el equipo perdió el carisma que le habían infundido los tres santiagueños.

13 votos a favor:

killer queen 19 de septiembre de 2009, 12:07  

PRI! :D

Pocas veces un grupo de hombres llega a complementarse tan bien y a destacarse por su conección,...
Pero su existencia siempre es efimera, la magia muere con los egos, la fama y los quiebres!

Etienne 19 de septiembre de 2009, 13:08  

Reina, feliz Pri, aunque acá no vale ni un voto!
También es válida la sincronía de algún que otro grupete musical.
Pero es muy cierto lo que decís, sobre todo los egos sobredimensionados que causan debacles!
Besos!!

Gaby 19 de septiembre de 2009, 16:12  

Me gustó muchísimo, lindo cuento!
Mi favorito es la "aplanadora" Guillermo, el grandulón, me encantan los grandotes :).
Besos!

Etienne 19 de septiembre de 2009, 21:42  

Gaby, con este relato algo inocente se cierra la serie de cuentos publicados. De ahora en más, son todos inéditos =)
El Intendente no califica entonces...
Besos de fin de semana!!

LUX AETERNA 19 de septiembre de 2009, 23:07  

Sic transit gloria mundi!

Abrazo

ELINA 20 de septiembre de 2009, 14:13  

cuando los muchachos pintan quimica, no existe nada mas, cada momento, por insignificante que fuera, se convierte en uno de los mejores de tu vida!!!

besotes

GABU 21 de septiembre de 2009, 12:43  

Por un instante tuve un dejà vú RIVERPLATENSE... ¬¬?

P.D.:Es increìble lo que se puede lograr cuando la quìmica,la magia y la garra se fusionan...

Igual,insisto en que todo gira entorno a un misteriosìsimo por què!!

UN TOUCH DE KISSES ;)

Etienne 21 de septiembre de 2009, 22:34  

Lux, aunque tengo un levísimo atisbo de lo que significa, deberías haberlo puesto con subtítulos!!
De más está decir que estoy de acuerdo......
Abrazos!!

Elina, hay momentos que son trascendentales, no por los resultados sino por lo que provoca en el espíritu de los presentes. Y suelen ser los mejores, si!
Besos!!

GABU, ¿Por qué riverplatense sólo si hay varios grandes que andan para atrás?
¿Por qué creés que la fusión de esas características logran cosas extraordinarias?
¿Por qué tiene que ser taaaan misterioso si puede ser transparente?
¿Por qué un touch y no dos?
Besos interrogantes!!

Laura 22 de septiembre de 2009, 11:50  

buenassss
sabes? esa quimica que se da entre los hombres...a veces me da cierta envidia, las minas somos mas jodidas (posta)

besotes

Diego - Cerdos y Cerdas - 22 de septiembre de 2009, 13:48  

lo que se vive en el fútbol nunca se olvida, que cosa tan linda es jugarlo

saludos de un Cerdo futbolero

Blonda 22 de septiembre de 2009, 20:19  

Siempre quise ser hombre sólo para poder jugar al futbol de verdad. No sabés que envidia me da el ritual de fulbito y posterior cerveza que tienen ustedes.

Me encantó, como siempre.

besos primaverales

Etienne 22 de septiembre de 2009, 20:27  

Laura, en esa te doy la derecha, pareciera que los hombres suelen ser algo más proclives a la lealtad y a la generación de lazos incondicionales. Aunque hay de todo...
Besos!!

Diego, viste cuando los jugadores relatan cosas de hace mil años, con detalles, jugadas segundo a segundo, anécdotas de vestuario y giras; hay cosas que no se olvidan!!
Abrazos de victoria por goleada!!

Etienne 22 de septiembre de 2009, 20:31  

Blonda, más allá de la camaradería o rivalidades que se "crían" dentro del campo de fútbol, el ritual cervecero es infaltable! (como un discurso de cierre de campaña, ponele)
Por favooooooor!! Hay fútbol femenino también!! No es necesario el cambiazo, te lo ruego...
Besos de tribuna!!

Publicar un comentario

Mesa de entrada: aqui se recepcionan las consultas, quejas, solicitudes y reclamos. Le daremos un número de legajo y... paciencia! Es municipal, vió?

¿Qué desean leer en la Ciudad?

Postales de la ciudad

Postales de la ciudad
Inmigrantes - Fundacion

Pagaron impuestos

  © Blogger template Webnolia by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP