Me colmaron la capacidad testicular

>> viernes, 16 de abril de 2010

Me hinchan los que aprovechan marchas o procesiones con reclamos reales para destruir y saquear comercios, ensuciando con su accionar una causa justa. Menos soporto aquellos que aprovechan una huelga en reclamos de salarios más justos para tomarse el día sabático.

Me hartaron los imprudentes que cruzan el semáforo en rojo, acelerando en lugar de frenar y dar paso a los peatones. Más me cansan los que giran a la izquierda estando prohibido.

Me hartaron los imbéciles que piensan que insultando al empleado logran lo que quieren, sin pararse a pensar en lo cavernícolas que son. Más me cansan esa prepotencia sin fin del consumidor extasiado, con el vicio incorporado.

Me llenaron la paciencia aquellos que se creen más que otros, solamente por llamarse "elite" o por el grueso de la billetera. Mucho más odio su ceguera permanente.

Me llenaron la paciencia los vecinos ruidosos, las minitas en tacos caminando por el techo de mi departamento, el vecinito que escucha el himno chocolatoso en plan "repeat" todo el día. Mucho más detesto que se haga la inocente.

Me colmaron la capacidad testicular (intendente dixit) aquellos que destruyen las plazas, pintan los monumentos, agreden los edificios de todos, cortan las rutas molestando a los demás, rompen vidrios como si ellos tuvieran la culpa.
Mucho más me los llenan esa trifulca de vedettes de quienes deben dirigir nuestros destinos, ese cruce de palabras infantil, esa actitud de lavarse la manos de lo que está pasando, sin hacerse cargo de lo que corresponde.

Hoy me levanté intolerante, y se nota.

17 votos a favor:

laura 16 de abril de 2010, 9:08  

adhiero totalmente señor, y yo no tengo testículos, pero adhiero a sus expresiones

me hartan los vecinos que creen que pueden dejar a sus perros ladrando dia y noche sin control....quiero dormir un sabado hasta la hora que se me cante o una siesta un finde!!!!

me pq que despues vengo y hago más catarsis

besote para empezar este viernes

Soledad 16 de abril de 2010, 9:39  

AAAyyyyy!!! ¿te pusiste a pensar que fácil sería la vida si esas cosas no pasaran?
Harrrtan y consumen taaaanta energía.

Hagamos un gran predio cerrado y metámoslos a todos adentro. ¡Que se maten entre ellos!

Gaby 16 de abril de 2010, 11:04  

Pegue, intendente, pegue! Abra un expediente y ponga sanciones por doquier, que hoy nos levantamos todos con las enaguas inflads :D!

Beso!

Psicologa con problemas 16 de abril de 2010, 11:26  

y?? q hacemos despues?

del malestar a la creatividad, el proximo post con porpuestas del candidato!

TucuMALA

Artus 16 de abril de 2010, 14:04  

aahh!! Intendente esas son las "gentilezas" del argentino medio. Se "triscan" en los demás. Nada de ser gentil y buena gente con el prójimo, nada de ponerse en los zapatos del otro...
Quiere q' llame a la niña de la antorcha?

Saluti :)

GABU 16 de abril de 2010, 15:09  

Ademàs de todo lo perfectamente mencionado por Ustè,de mi parte adicionarìa al gentìo infeliz que cree deambular solitariamente por el mundo y uno con sus tiempos y urgencias debe sortear diariamente!!!
Y mejor no hablemos de los narrrrrrrrdos que no respetan el trabajo de uno dentro del mismo conjunto... ¬_¬

P.D.:Si a Ustè le colmaron la capacidat testicular 'maginesè còmo estoy yo del enrulamiento ovàrico!!!!
jajajajajajajajajaj

BESUCHIS CON LOS OVARIOS AL PLATO :S

Ana 16 de abril de 2010, 15:56  

Qué buen Intendente sos si sos capaz de ver estas cosas!

Yo estoy harta de todas esas cosas tmb!

Mi vecino del depto de al lado vive escuchando la PEOR música del mundo. Y lo hace muy fuerte, y en los horarios más inconvenientes!

Etienne 16 de abril de 2010, 19:27  

Laura, el hecho de que esté prohibido los animales en el edificio en que vivo no los detiene para igualmente tenerlos. De eso no me quejo porque no los escucho y los cuidan bien.
Mañana tratá de dormir la siesta y me contás si pudiste!
Besos!!

Sole, si me pongo a pensar lo que sería la vida sin estos molestos, estaría imaginando la civilización utópica(?).
Esa solución ya la pensé, pero no funcionaría, simplemente porque se escucharían su música y sus quejidos, sus su letanía y sus bocinazos desde afuera. Prefiero reeducar, aunque entiendo que es difícil...
Besos!!

Gaby, si el material, la energía y el tiempo invertido en las sanciones redituaran en algo positivo, está bien, pero si vuelven a hacer lo mismo, dan ganas de retorcerles el pescuezo!!
Besos!!

Tucu, me estás chumbando?? Algo se me va a ocurrir, cualquier cosa que sea me obligará a aumentarles los impuestos!!
Besos!!

Artus, explicame porqué somos así. No es más fácil hacer ese esfuerzo para llevarnos mejor, para que la convivencia sea más llevadera?? Pudiendo entender al de enfrente, nos ponemos en cabrones. Pudiendo cumplir las leyes, las rompemos.
Al final, hacemos lo que se nos canta!
Abrazos!!

GABU, ese problemita de la falta de respeto acerca del trabajo dentro de un equipo de trabajo es realmente enojoso. Si no te aprecian los propios, muy difícil va a ser convencer a los de afuera. Lo del tiempo propio es no ponerse en el lugar del otro, nos negamos a entender la necesidad ajena y nos importa un bledo. aSi estamos!!
Besos casi resignados!!

Ana, mejor intendente sería si además de verlas pudiera hacer algo para mejorarlas y erradicarlas. Sin embargo, lo único que puedo hacer es rezongar!
Uff, me estoy imaginando ESA música...
Besos!!

Horacio 16 de abril de 2010, 19:34  

ponete techo transparente y mirales la cajeta a las minitas!!

Blonda 16 de abril de 2010, 22:11  

Ay, deberíamos hacer un blog que oficiara de libro de quejas.Y de paso me encantaría que hubiera un "puchinbol" a quien trompear a gusto.
Yo viviría mucho más sana del bocho y habría menos riesgo de úlcera.

Buen finde, y cremita para losquetejedi....


besotessssss

Lola 16 de abril de 2010, 23:42  

Todos tenemos derecho a tener un día intolerante cada tanto. Es la única forma de vivir en éste mundo conservando la cordura y un mínimo nivel de educación el resto de los días.
Adhiero totalmente y ni te digo los castigos que se me ocurren (es peligroso!
Paciencia!

Etienne 17 de abril de 2010, 12:57  

Horacio, podria ser una posibilidad pero seguirian haciendo ruido, que es lo que realmente me molesta!!
Abrazo!!

Blonda, si hicieramos eso, sería el blog más popular de todo el ciber espacio!!
Tenés que hacer eso, vos sabés cuidarte la salud, hacelo!!
Besos!!

Lola, si, es una especie de valvula de escape, de equilibrio emocional. Sin llegar al extremo violento, es tambien una terapia interesante.
Besos!

TILDITA 17 de abril de 2010, 16:40  

Coincido plenamente, en especial con el ultimo parrafo. Pero tengo una duda...
Que tiene en contra del himno chocolatoso??? Ehhhh? Yo le doy quorum para cualquier protesta, pero usted no se me tire en contra del himno, sí?
Tildibesos.

Mordisco Veloz 18 de abril de 2010, 0:33  

Las marchas siempre tienen fines politicos, para mi algo totalmente incompatible con la causa justa. Son luchas de poder y usan a la gente como peoncitos de alquiler, ya sea con dinero o sus deseos.
Los imprudentes con los autos los detesto, sueño el dia en el que le pueda gritar a uno "Daltonico de mierda", pero siempre pasan tan rapido que no llego ¬¬.

Etienne 18 de abril de 2010, 9:09  

Tildi, me esperaba que salieras a defenderlo!! No tengo nada especial en contra, sino su simple y llana repetición eterna a volúmenes elevados a cualquier hora, en cualquier lado!!
Por qué nadie pone a todo volumen, no sé, la Cumparsita o algo así??
En fin. Besos!!

Mordizco, yo no tengo nada en contra de la política en sí, que considero necesaria. Sin embargo, la aplicación de ésta por parte de seres humanos, la utilización de otros para fines lucrativos y de coerción me parece detestable. Finalmente el bobito que se mete a saquear y romper por el gusto de hacer daño, me da asco.
Los automovilistas son de por sí imprudentes todos porque pierden noción del peligro arriba de ese cascarón metálico y así nos hacmeos pelota...
Bienvenida a la Ciudad!!

Alexis Rott 19 de abril de 2010, 12:24  

bueno mie stimado
primero ahi que calmarnos
y luego atacar
jajaja digo hablar civilizada mente ya si no entiende metele golpe

jajajajxd
yo odio a los evangelistas que vienen a tocar la puerta d emi casa todos los domingos mientras me estoy bañando, carajo que esos tipos no tienes vida o que, uno les dice yttoy ocupado
y ellos te contestan:
no importa espero...

jajaja, malditos!!!!
perdn, mi estimado creo que no pude soportarlo mas

jajajaxd, saludos!

Etienne 20 de abril de 2010, 19:28  

Alexis, como ya había comentado, el timbre no es molestia para mi, si alguien toca, directamente no atiendo (salvo si estoy esperando al delivery de la comida) y me quedo piola, haciendo lo que esté haciendo.
No te disculpes, todos en este mundo tenemos cosas que nos molestan y está bueno sacarlas del sistema para que no nos hagan mal!!
Abrazos!!

Publicar un comentario

Mesa de entrada: aqui se recepcionan las consultas, quejas, solicitudes y reclamos. Le daremos un número de legajo y... paciencia! Es municipal, vió?

¿Qué desean leer en la Ciudad?

Postales de la ciudad

Postales de la ciudad
Inmigrantes - Fundacion

Pagaron impuestos

  © Blogger template Webnolia by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP