Incomodidad, y me quejo porque sí...

>> lunes, 15 de febrero de 2010

La mañana está gris. La lluvia golpea lenta, sistemáticamente contra el techo, el cielo deja caer su bendición en forma tardía, lavando las pocas ideas que quedaban flotando en el suelo.
la mugre se agolpa en las espinas, sin lugar donde ir, arrastradas por dos corrientes de agua transversales, esperando el momento en el que algún hijo de vecino pudiente pase por allí con su 4x4 y haga enojar al pelotudo de turno, que no tendrá más opción que putearlo como corresponde y pensar por qué a nadie todavía no se le ocurrió inventar paraguas laterales.

Y el cielo sigue gris y se asemeja cada vez más a la gran cantidad de conjuntos de ropa interior que jamás voy a conocer, y el edificio, grande, de unos cuantos pisos, cae sobre mi conciencia y me dice que no habrá fin de semana, ni de noche ni de día, y que seguramente esta noche conocería a la persona que sólo se alcanza en un momento determinado y que, por esas cosas del mal llamado destino voy a tener que mirar otra película mala, de esas que sólo quieren olvidarse (o acordarse, para que el zapping causal no me vuelva a traicionar), para poder ir a dormir tempranito, ya que mañana la ciudad va a estar dormida, o recién acostada, y tendré que volver al mismo lugar para informarle a esos insomnes matutinos, compañeros en la soledad del domingo a la mañana, que las cosas siguen siendo las mismas que ayer, y que anteayer, y que el mes pasado.

Y el cielo, de a poco, empieza a secarse, y la ciudad comienza a moverse a través del vidrio de la ventana. y las puertas siguen abiertas pero yo me tengo que quedar adentro, cumpliendo con el lugar que me dio la sociedad, anónima

Sólo espero que el martes la cosa cambie, y el sol brille para mí.

8 votos a favor:

Etienne 15 de febrero de 2010, 15:52  

Recibí la visita del Secretario de Prensa quien anda algo cabizbajo y, entre sus copiosas notas que trajo, tenía estos apuntes que debieron caerse de su carpeta...
Pido tardío permiso para su publicación.
Saludos!!

Café (con tostadas) 15 de febrero de 2010, 18:58  

decile al Secretario que el sol para el martes no se pide ni se espera... se decreta! y si el turro igual no aparece, se hace como si...

cuestión de actitú, che!

Conta Dora 15 de febrero de 2010, 19:45  

Todo pasa... TODO! Así que ya vas a volver a tu comodidad...

Besos!

GABU 16 de febrero de 2010, 10:45  

Buè,dicen que aunque no lo veamos,el sol siempre esta,no??

Que sè yo,hoy tengo uno de "esos" patèticos e introspectivos dìas...

P.D.:Lo de los paraguas laterales,hay que averiguar YA si nadie lo tiene patentado y dar comienzo a la corrida de bola URRRRRRGENTE!!
Negocios,son negocios,viò?? ;)

BESITOS PORQUE ME DA LA GANA! =)

Etienne 16 de febrero de 2010, 13:50  

Café, ya le estoy reenviando el memo. Cualquier consulta, le digo que te llame!
Besos!!

Conta, ya sé, pero y mientras tanto??
Besos!!

GABU, la introspección me ha dado cierta entereza, cierto aplomo (y algo de patetismo también, ahora que lo pienso...)
Ya lo patenté! Negocios...
Besos con iva!!

Laura 16 de febrero de 2010, 16:04  

mire, hasta las quejas "porque sí" tienen un sentido siempre

y no me hable de lluvia que estamos pasadisimos por agua!!

un par de besos para usted

Etienne 17 de febrero de 2010, 14:46  

Laura, yo estoy contento con la lluvia porque era necesaria y porque soy hombre de pampa húmeda!!
Todo tiene un porqué, el tema es que las consecuencias son desproporcionadas!! Jajaja!
Besos!!

LUX AETERNA 17 de febrero de 2010, 19:58  

Etienne sencillo! el paraguas lateral es el impermeable.

Che te juro que a veces me convencés y me imagino que en serio sos el intendente..


Abrazo

Publicar un comentario

Mesa de entrada: aqui se recepcionan las consultas, quejas, solicitudes y reclamos. Le daremos un número de legajo y... paciencia! Es municipal, vió?

¿Qué desean leer en la Ciudad?

Postales de la ciudad

Postales de la ciudad
Inmigrantes - Fundacion

Pagaron impuestos

  © Blogger template Webnolia by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP