Otras ciudades [21]

>> domingo, 22 de mayo de 2011

Puerto Madryn (CHUBUT)

Ya no había amor. Entre ellos la chispa ya no brillaba cuando sus ojos se encontraban. Sus pieles ya no se sentían cuando se tocaban. Ya no sentían el mismo sabor cuando sus labios se rozaban.
En la costanera frente al gélido mar buscaron infructuosamente el calor del otro, chocándose contra una espesa capa de telas y tejidos que les impidieron hallarse.
En la cubierta del barco, sobre las aguas del golfo y frente a los animales más grandes del mundo acuático solamente pudieron arrullarse y combatir el mareo, sin lograr siquiera que la amistad sobreviviese.
Frente a una caliente taza de té naufragaron sus ilusiones; frente a una caleta hallaron los restos de ese naufragio sin poder rescatar ni un solo doblón, ni un solo lingote.
Perdidos ellos, perdida la pasión que los unió en el gozo y perdidas las lágrimas que los reunieron en la desgracia.

Ya no habría más amor para ninguno de los dos.

15 votos a favor:

Minombresabeahierba 22 de mayo de 2011, 14:24  

¿Habrán consumido todos los doblones y lingotes de oro antes de su naufragio?

Abrazo

Lila Biscia 22 de mayo de 2011, 20:48  

justo mientras leia estaba escuchando este tema:
http://www.youtube.com/watch?v=ffW6_X7QNCg&feature=autoplay&list=AVGxdCwVVULXcWUFoe8JHGP_ShSTIkecSa&index=37&playnext=3

los inicios siempre son prometedores, los finales desgarradores.
pero asi son las cosas, parece ser...

besos

Etienne 22 de mayo de 2011, 21:51  

Hierba, entre los cazadores de tesoros y el gobierno no quedó ni medio centavo. Pero antes de eso, y lo guardo celosamente, el tesoro es el recuerdo del brillo del oro y todo lo sucedido entre nosotros.
Abrazo y buen comienzo de semana!!

Lila, al comienzo todo se soporta, todo se tolera, los detalles son más particulares que horrorosos, más simpáticos que desagradables.
Al final, o cerca de él, incluso la amabilidad se pierde y se transforma en hostilidad abierta.
Y fue cuestión de lujuria, de placer y cuando se terminó, ni siquiera hubo amor.
Besos y buen lunes!!

Mista Vilteka 22 de mayo de 2011, 22:52  

Etienne, mirar lo visto tantas veces ahora distinto o vacío o monocromado sólo deja la pregunta del cómo pasó.

¡Saludos!

Felipe.

AGUSTIN 23 de mayo de 2011, 10:11  

lástima que frente a una ciudad tan linda, tan inexpugnable -para mí- tengas el anclaje que contó.
Yo volvería al lugar, para asegurarme que se haya ahogado, y apropiarme de las ballenas!

Jorge Encinas Martínez 23 de mayo de 2011, 12:05  

Menudo tremendo naufragio. Ya no habría más amor. ¿Y algo parecido? (una canción de Sabina dice "antes de que me quieras como se quiere a un gato, me largo con cualquiera que se parezca a tí").

Un abrazo

Etienne 23 de mayo de 2011, 14:15  

Felipe, incluso mientras ocurría, me preguntaba cómo demonios estaba sucediendo eso y ni siquiera así lo pudimos evitar...
Abrazos!!

Agustín, guarda que yo tengo el mejor recuerdo de esos días allí a la orilla del golfo, las excursiones y los avistajes. Y volvería en cualquier momento a forjar nuevos recuerdos, eso ni lo dudes!!
Abrazos!!

Pé, es lo que pasa, la vida!!
Besos!!

Jorge, similares y parecidos habrá siempre, oportunidades hay para todos, los que no las tienen es porque no las buscan o se hacen las víctimas.
Sabina tiene toda la razón, mejor me compro un gato!
Abrazos!!

GABU 23 de mayo de 2011, 20:46  

El sentimieto latente del DESamor creo que es una de las certezas más doloosas para dos que supieron amarse...

P.D.:Aunque ya sabemos que como nosotros,el amor también va mutando,no??

BESITOS A LOS MANOTAZOS

Yoni Bigud 23 de mayo de 2011, 23:36  

Triste final para ellos. Lo importante es haberlo disfrutado mientras duró.

Un saludo.

MAGAH 24 de mayo de 2011, 10:07  

No desaparecer, no dejar de ser, de exixtir para el otro. Si hay reciprocidad y ambos naufragaron al amor, hay otra manera de sostener el vìnculo, Con cariño, con la humanidad del corazòn.
No guerra, no mas ausencias si es posible!

eMiLiA 24 de mayo de 2011, 20:01  

Bueno, si hay que poner fin a lo irremediable, yo lo haría en ese mismo lugar.

Muy visual la entrada. O al menos me sentí como mirando una peli.

Abrazo!

Lola 24 de mayo de 2011, 23:57  

Muchas veces me pregunto para qué perdimos tantos años para que nuestro cerebro evolucione si todo lo que nos hacía falta, las emociones, estuvieron presentes desde siempre.
Yo en principio iría nuevamente a crear hermosos recuerdos de esa ciudad esta vez, un amor grande como la ballena franca austral, dulce como una torta galesa, poblado como la reserva de los pingüinos.
De todas formas no se te nota enojado ni entristecido con el recuerdo, más allá de nuestra primera reacción, sea indiferencia, pena, rabia, aburrimiento, al final en general uno termina agradeciendo que se haya dado de esa manera.

Besos

laura 25 de mayo de 2011, 11:36  

basta! que alguien les diga lo que está pasando che, que dejen de gastar guita en Madryn qu te cobran un ojo de la cara hasta para respirar

besote Intendente

Etienne 25 de mayo de 2011, 12:51  

GABU, más allá de lo volátil o eterno que nos pudiera parecer el sentimiento es infalible: se siente o no. Y se tuvo esa certeza que ya no los acompañaba. Había mutado a una especie odiosa de cariño y seguridad, sin la parte buena de la cosa...
Besos!!

Yoni, mientras duró, fueron los más felices, incluso contra ciertos maledicentes. Y los finales suelen ser tristes, cuando no violentos!
Abrazos!!

Magah, lo que no existia ya era imposible de simular y de sostener; no fue una guerra, fue el comienzo de una secesión; eran humanos naufragando aferrados al tronco que los arrastraba al fondo.
Besos!!

Emilia, siempre intento que el que lee se transporte en su mente al lugar, aunque a veces se malogra por exceso de detalles que suelen ser más ricos siendo imaginados.
Fue un buen lugar para el punto final.
Besos!!

Lola, nunca estaría enojado con lo que me convirtió en lo que soy, nunca odiaría a la mujer que me convirtió en hombre, jamás olvidaría a aquella que me hizo despertar los sentidos.
Las emociones están, algunos eligen ignorarlas y otros cultivarlas. Hay que elegir, nada más...
Besos!!

Laura, acá habría que poner un factor aclaratorio, el momento en que sucedió esto, que literalmente fue el siglo pasado. Antaño, la ciudad era como cualquier otra y los precios eran para humanos, incluso las excursiones y la entrada al salón de té. La globalización tiene esos efectos perniciosos sobre lo que toca.
Te voy a hacer caso y voy a gastar la plata a otro lado. ¿Recomendaciones?
Besos!!

Publicar un comentario

Mesa de entrada: aqui se recepcionan las consultas, quejas, solicitudes y reclamos. Le daremos un número de legajo y... paciencia! Es municipal, vió?

¿Qué desean leer en la Ciudad?

Postales de la ciudad

Postales de la ciudad
Inmigrantes - Fundacion

Pagaron impuestos

  © Blogger template Webnolia by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP