Las palabras (crónica de un fallido)

>> miércoles, 2 de junio de 2010

Cuando es difícil hallar las palabras que expresen con precisión lo que tu mente imaginó, cuando se torna una peligrosa misión explicar sin temores a malas interpretaciones lo que quiere a golpes salir de tu pecho, eso que te dibuja una exhuberante sonrisa en los labios, eso que de a uno no alcanza a madurar, eso que no acepta ser manejado por nadie ni por nada.

Cuando escasean las palabras, desaparecen los sinónimos, se oculta por completo el alfabeto, cuando en lugar de articular perfectas frases decoradas de exactos adjetivos y míticos modificadores (directos e indirectos), sólo hallamos monosílabos o sonidos guturales, nada más, es allí el momento, el instante único que te revela sin anestesia de ningún tipo, sin ataduras, sin camuflajes que tienes que cambiar al que te hace los discursos.

17 votos a favor:

Artus 3 de junio de 2010, 9:50  

Sr intendente, estoy redactando un post sobre las palabras. Algo en el ambiente habrá q' varios estamos con lo mismo?... Eso si recuerde, a veces, los silencios son valiosos...

Saluti:)

Soledad 3 de junio de 2010, 10:48  

Hoy leí algo que me pareció muy bueno:

Un buen discurso tiene que tener un buen principio, un buen final y ambos tienen que estar lo más cerca posible.

Así que ya sabe Intendente... cortito y al pié.

GABU 3 de junio de 2010, 12:07  

Justamente pensè lo mismo que DON ARTUS,con el atenuante de lo vivido recientemente... :S

P.D.:El silencio tantìsimas veces hablò por uno y lo fantàsticamente bien que lo hace,pero en las palabras uno no se percata del peso ni del impacto al ser emitidas y eso rara vez tiene arreglo,cuando eyectamos por nuestras bocas la sentencia,mejor estar munidos de escudo porque it's a fact que tienen retorno!!
Igual reitero que arreglo no creo que haya...

BESOS BIEN MUDITOS #

Alexis Rott 3 de junio de 2010, 12:24  

cambniar al que te hace los discursos, tienes razón

aunque uno mismo deberia hacerlo, si no puedes converser a unas personas con tus propias palabras por convencerlas con palabras ajenas

por lo menos yo creo que eso es hacer trampa , o por lo menos en la politica si lo es
jajaj,

saludos mi estimado!!

pd:te deje un premio en mi blog, no se si lo pongas

pero igual te lo di1

Minombresabeahierba 3 de junio de 2010, 15:01  

Mire, es un calco de lo que me suele pasar:

"Cuando escasean las palabras, desaparecen los sinónimos, se oculta por completo el alfabeto, cuando en lugar de articular perfectas frases decoradas de exactos adjetivos sólo hallamos sonidos guturales"

cuando voy por la cuarta botella de tinto...

abrazo

Eugenia.- 3 de junio de 2010, 16:26  

Describir sentimientos es tarea de dioses que no existen =P

Eugenia.- 3 de junio de 2010, 16:26  

Podes mata al que te hace los discursos... Para dar el ejemplo. Jajaja.

Ana 3 de junio de 2010, 17:47  

jajajaja! Qué remate ;)
Me encanta la referencia a la insuficiencia del lenguaje para describir sentimientos. Es tan real. Uno se esfuerza, pero no siempre logra transmitir 100% lo que siente; todo se vuelve más fácil con los que te conocen, y saben tus gestos, o tus latiguillos, y sobre todo, cuando no es por escrito!

Besos!

Yoni Bigud 4 de junio de 2010, 8:18  

En lo personal trato de hablar lo menos posible. No hay nada mejor que el monosílabo para tener un discurso fluido.

Un saludo.

Etienne 4 de junio de 2010, 8:28  

Artus, supongo que despuès de tanto acto por el bicentenario, tanta cosa visual, andemos todos necesitando alguna que otra palabrita, nomás para volver a escucharnos.
No se preocupe, lo tengo bien presente...
Abrazos!!

Sole, usted, que pasa seguido por la Ciudad debe saber que me gustan las palabras, aunque no tanto alargar ni redundar.
Muy buena frase la que has escuchado!
Besos!!

GABU, es cierto que las palabras tienen la contundencia de lo expresado y suelen tener un vuelto, los silencios en cambio suelen ser ambiguos, acompañados por un gesto, una mirada que completa el mensaje. Pero lo más extraño del silencio es que a pesar de intentar ser suave, suele ser malinterpretado por el receptor.
Besos con muecas!!

Alexis, en la política me he dado cuenta que no siempre el que pone la cara es el que manda y así, le dicen lo que tiene que decir (s'entendió?) o sea puede ser un gran orador pero no tiene la libertad de expresar su pensamiento! Cosas de los intereses, que le dicen...
¿Un premio? ¿No será mucho? Viniendo de vos, siempre es un honor! Muchas gracias!!
Abrazos!!

Minombre, aflójele al syrah y póngase derecho, asi, no se me tambalee que los de protocolo se van a dar cuenta, a ver dígame qué estaba pensando cuando se puso a vaciar la bodega, a ver cuénteme...
¿Que? ¿Que me lopone por escrito porque no puede hablar? Está bien...
Abrazos!!!

Eugenia, es que el que me hace los discursos, claramente es el DIABLO y no lo puedo matar ni darle ninguna sanción disciplinaria porque se me ríe en la carar el muy desaforado. Lo s sentimientos son eso y nada más, imposible describirlos.
Besos!!

Ana, es que cuanto más agregás, cuanto más te esforzás por aclarar, peor es. Nunca resulta bien, el otro que escucha no termina de entender esos balbuceos, esas murmuraciones, y se aburre. Imposible.
Besos!!

Etienne 4 de junio de 2010, 8:30  

Yoni, disculpe, no lo ví ahí, calladito. Es cierto, los monosílabos son aparte de claros y concisos, muy contundentes y no dejan espacios para la réplica.
Pero si quiere que ella lo vuelva a invitar a tomar un café, no sea así de escueto, caramba!!
Abrazos!!

Cecil 4 de junio de 2010, 10:33  

jajajaja es verdad ¬¬

muy buen texto! me gustó mucho :D

besos!

Etienne 4 de junio de 2010, 14:04  

Cecil, ehmm, todo lo que yo digo es verdad!! Je!
Me alegro que le guste, pase más seguido, caramba!!
Besos!!

Minombresabeahierba 4 de junio de 2010, 23:55  

Como el Syrah me tuerce a la derecha, me tomo un Lambrusco que me tira a la izquierda, así los de protocolo me ven bien vertical y firme!

Ya le diré a Yoni que le hagamos un largo discurso monosilábico, acompañados de un buen vino.

abrazo

Etienne 5 de junio de 2010, 9:13  

Minombre, ha tomado una buena decisión, yo haría lo mismo si no fuera que debo estar lúcido y trabajar unas horitas más!
Prepare ese discurso, lo quiero en mi despacho a primera hora en la mañana del lunes!
Abrazos!!

Lola 6 de junio de 2010, 1:29  

Y cuando uno es una mono-uni-pyme... qué?
Andaba ilusionada con este texto, pensé que iba a encontrar la solución a todos mis problemas... bueno, la encontré, el tema es que debería ganar más para pagarle a alguien para que lo haga... y al final todo siempre se reduce a eso...

Al menos puedo decir que poco ocurrente, pero autosuficiente!

Etienne 6 de junio de 2010, 19:32  

Lola, las palabras suelen ser traicioneras, a veces se ocultan cuando las necesitamos y a veces se atropellan delatándonos.
Si sos una mono-pyme, siempre está la posibilidad de ser honesta y abrir el corazón y abandonarse a la pasión que nos generan las cosas movilizadoras (por ejemplo, para mi sería una injusticia) y le pongamos nombre. Ahi, no fallan.
Espero que no hayas perdido tus ilusiones!
Besos!!

Publicar un comentario

Mesa de entrada: aqui se recepcionan las consultas, quejas, solicitudes y reclamos. Le daremos un número de legajo y... paciencia! Es municipal, vió?

¿Qué desean leer en la Ciudad?

Postales de la ciudad

Postales de la ciudad
Inmigrantes - Fundacion

Pagaron impuestos

  © Blogger template Webnolia by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP