Durante el partido (terapia de mensajes)

>> sábado, 12 de junio de 2010

Para este tipo de eventos deportivos convocantes, no suelo desear juntarme con nadie a verlo. No porque no soporte las preguntas desubicadas de alguno que no sabe nada de fútbol o algo interrupción de ese estilo.
En realidad soy yo el que quiere verlo solo. Y es porque me pongo muy nervioso cuando lo veo; camino de un lado a otro, me froto las manos, miro insistentemente la pantalla del celular como si esperara una llamada, incluso hasta llego a cambiar de canal para mirar algo diferente, miro por la ventana.
El nerviosismo va escalando hasta llegar a niveles insostenibles. El gol tranquiliza, por supuesto pero a la vez me pone más nervioso, porque si no hacemos otro esto se va a complicar, mirá como corren esos morochos...
Faltaban quince minutos y retorcía el mantel de la mesita del living buscando respuestas; nunca me dijo nada, se ve que nada sabía.
Busqué apoyo a través de un mensaje de texto, alguien que estuviera sufriendo tanto a más que yo, nomás para consolarme como los tontos. Encontré que para que te contesten un mensaje hay que putear, putear mucho, y lo hice: el insulto tenia muchos "re" y terminaba en "que los re mil re parió" y una súplica, que cerraran el partido. Mi hermana en su departamento sufría metida en la cama; un tocayo arquero decía que el negrito atajaba como él y una amiga también alabó al portero rival; mi hermano me redobló la puteada; una amiga no podía ni tragar del susto, otro amigo casi se me va de un infarto, otro se asombraba del goleador que nos salvó las papas, otro sufría en desgracia y hasta uno vaticinó un empate. Al final, vino un mensaje casi en el epílogo del partido que me arrancó una carcajada y me liberó de los nervios: "Estoy transpirando como lechón en diciembre".
Simplemente genial.

Pasó uno, que vengan los que quedan.

14 votos a favor:

Lola 12 de junio de 2010, 21:03  

Definitivamente el pobre mantel no sabía nada, si con esos tormentos a los que fue sometido no habló es que el pobre no sabía.
Ahora si llegamos al séptimo partido, seguiremos teniendo intendente? Hay que manejar un poco esa ansiedad, sino lo veo bien dificil!
Si te da envidia, esta mañana estaba con bastante frío y un poco de fiebre, bien para quedarse en la cama... lo escuché de lejos nomás, eso sí, del gol me di cuenta por el escándalo y no por la tele. Lo que tendríamos que afinar como pueblo es la señal de que hubo gol del equipo contrario, si así fuera sería perfecto para los que no pueden verlo o se aburren haciéndolo y solo disfrutan del resultado.
Ahora el jueves otra vez la misma agonía? O vamos a estar con mucho para eso? o peor aún, vamos a tener que ir a trabajar y nos vamos a tener que guiar por las señales mencionadas más arriba?

Al margen, la descripción del lechón fue genial, en sí misma y como antídoto para la tensión.

Besos

Lucía... 13 de junio de 2010, 0:24  

Que vengan nomas!
Amo el futbol y me encantan los mundiales y me acordaba de mi cuando decias que preferias ver los partidos solo. A mi me gusta verlos sola o con mi abuelo, no soporto ver partidos con personas que no entienden nada o peor, que creen que entienden y dicen las cosas mas estupidas... me ponen mas nerviosa! jajaja

VAAAAMOS ARRRRGENTINA CARAJO!

Etienne 13 de junio de 2010, 10:17  

Lola, de los nervios a veces tirito como si tuviera fiebre así que mejor me relajo un poco porque si la selección llega a la final, yo no... Al gol lo detecté porque se movió la red, el relator es un zoquete, pordió!!
El jueves otra vez lo mismo y gracias a una inspiración divina, tenemos cable. Espero que no venga nadie a importunar.
Voy a tener que buscar otro sospechoso, ese mantel no me dijo nada, ni otro nombre. Jejeje!
Besos!!

Lucía, cada uno tiene sus manías, sus cábalas o simplemente se disfruta más estando solo; si hubiera alguien presente se trastorna todo. No te pongas nerviosa, tranquila.
Yo me tuve que clavar un alplax pero todo bien.....
Besos!!

Minombresabeahierba 13 de junio de 2010, 12:22  

¿Se refiere a la transpiración del lechón o al goteo de la grasa del chanchito sobre la brasa?

Por que yo andaba sobre la brasa...

abrazo

Etienne 13 de junio de 2010, 12:33  

Minombre, más allá que me hubiera gustado que fuera de la grasita, creo que se refería a la transpiración del lechoncito por la proximidad de su fin. Una variante gastronómica del "transpira como puto nuevo" o "transpira como testigo falso". De todas maneras, fue mi interpretación. Si usted tiene un lechoncito sobre las brasas, dígame una dirección y le explico más, con una copa de malbec en la mano.
Abrazos!!

laura 13 de junio de 2010, 12:54  

ah bueno, no lo tenía así de ansioso Intendente

mire, se puede dar la mano con un par que conozco, harían los tres chiflados reloaded

besos relajantes, si?

Etienne 13 de junio de 2010, 13:04  

Laura, es que el deporte me pone así de nervioso, incluso algo inestable, le reconozco. En sí, soy un personaje de tele, imagínenos a esos dos más yo (?) juntos...
Usted me dirá!
Besos mañaneros (tirando a mediodieros)!!

Anónimo,  14 de junio de 2010, 2:51  

I like your blog !!
do not miss my goods , they are very beautiful !!
Fashion watches
Discount watches
Antique pocket watches

Yoni Bigud 14 de junio de 2010, 12:36  

Hay algunos partidos que yo también veo solo, pero son preferentemente los de la segunda ronda. Ahora estoy más distendido, aunque igual transpiro como lechón en diciembre.

Un saludo.

Carolina -ex Julia Q 14 de junio de 2010, 13:44  

Etienne! qué alegría pasar por acá y contarle que he vuelto! El mundial genera cosas increíbles. Mi marido, el día de partido, se despertó a las 3,44 Am pensando que ya era la hora. Se vistió, se puso sus lentes y puso el agua para mate. Hasta que por supuesto lo puse en su lugar! salute

GABU 14 de junio de 2010, 14:21  

Bueno por lo visto,andamos por carriles similares en cuanto a pasiòn futbolera se refiere...

Yo tambièn me fastidio con sòlo mirar el partido ademàs te poner mi mejor (?) caripela de tujes cuando alguna acotaciòn me perturba,por ende huì solita con lo auriculares en mis oìdos... :)

P.D.:Y ni hablar cuando (como siempre) hay que ponerse a rezar lo ùltimos 30 minutos de partido!!!
Ahì hata soy capaz de apagarle la radio!!
jajajajajaajajaj

BESITO FANATIQUÌSIMO

Etienne 14 de junio de 2010, 20:39  

Anónimo, OH!

Yoni, no sé cómo hacés para estar tranquilo, yo parezco un nudo entero de nervios, un manojo irritante de tics y chuchos. Ni hablar si llegamos a la final, me muero ahi nomás!
Abrazos!!

Carolina, me alegro que vuelvas de vuelta a contarnos tus cosas, ya te saludé en tu casa, te espero como siempre por acá!!
Besos!!

GABU, es que no poder hacer nada para cumplir lo que se desea, meter otro gol, eliminar a los rivales, gritar para empujar a los jugadores y que nos hagan caso es como que me vuelve loco!! Y ver que se pierden goles, que los otros nos patean al arco, me pone de los pelos!!
Y la última media hora, ay, que parición, pordió!!
Pasame un garrote para pegarme en la capocha y calmarme un poco!!
Besos eléctricos!!

Zeithgeist 14 de junio de 2010, 22:53  

hajhajahjaahjahajh COMO LECHON EN DICIEMBRE jkahjhagsjagsjhagj
XDDDDDDDD


terrible terrible.
Yo puteo como camionera.
El ultimo fue:
METEEE ROJA SORETE DE LUTO!!!! (dirigido al arbitro os corse...)

Etienne 15 de junio de 2010, 16:33  

Zeith, jajajajaja!! Mirá que tengo algo de tribuna y el tradicional cuervo, entre otros apelativos, lo tenía pero el sorete de luto me ha superado ampliamente por la originalidad!!
Excelente!!!
Besos!!

Publicar un comentario

Mesa de entrada: aqui se recepcionan las consultas, quejas, solicitudes y reclamos. Le daremos un número de legajo y... paciencia! Es municipal, vió?

¿Qué desean leer en la Ciudad?

Postales de la ciudad

Postales de la ciudad
Inmigrantes - Fundacion

Pagaron impuestos

  © Blogger template Webnolia by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP