¡Taxi...! ¡Taaxiii...!

>> lunes, 30 de marzo de 2009

Soy una persona que camina bastante, que no utiliza con frecuencia los medios motorizados de transporte (salvo en raras ocasiones) y menos de esos que lucen colores negros y amarillos, por lo menos en la capital nacional.
En este último mes he podido observar, por cuestiones netamente laborales, a diferentes individuos de esta fauna particular.
Me tocó uno que se creía nacido en Italia: decía que los padres habían ido por trabajo y que al momento de regresar, la madre de siete meses, rompió bolsa antes de abordar el avión. Por supuesto, dice tener ciudadanía de la Unión, cosa que no sé porqué no aprovecha.
Otro había tenido la mala suerte de haber sido asaltado y golpeado, hacía no más de una hora. Luego de ese trance, y de regreso a la base, el jefe le dijo que le importaba muy poco si tenía fractura craneal o lesiones en la materia gris, que se dedicara a devolverle el dinero desaparecido.
Dos o tres me tocaron que me preguntaban a mi, por dónde ir: Señor -me dijeron- vamos por Avenida ... o por Autopista?. ¿Y qué sé yo? Yo soy el pasajero y usted el chofer, manéjese.
Hubo uno que me explicó por qué se pelean los remiseros con los taxistas, otro que tenía la solución para salir de la crisis y otro que no me dirigió la palabra, pero aturdió a todo el mundo con la bocina e hizo del idioma español, un único rosario de insultos y malas palabras.
A veces, la culpa la tuve yo. Como el silencio es molesto para mí, suelo iniciar la conversación con preguntas como: ¿Hasta qué hora trabaja?, ¿Realizan los choferes de taxis algún deporte? o uns simple e inocente ¿Usted es el titular de la unidad?, generando cataratas de respuestas.
Para el final, una duda existencial: ¿para qué van tan rápido si el medidor es por metros? ¿Alguna idea ciudadanos?

12 votos a favor:

PERSEGUIDA,  30 de marzo de 2009, 11:50  

ay Etienne!! yo una vez fui a Bs As y uno me paseo tooooda la mañana o casi toda y sabés qué fué lo peor??? es que al final yo estaba a dos cuadras de donde quería ir!!!!!!!que hdp!!!hacïa rato que no entraba; bueno besos y suerte!!

TILDITA 30 de marzo de 2009, 12:00  

Jajajaaa, soy un desastre para ubicarme en Capital! Ando con mi guia T cual turista, y es habitual que me pierda; pero por eso mismo, les escapo a los taxistas.(Nunca sabría si me llevan donde quiero ir!)

Ana 30 de marzo de 2009, 14:29  

Mmmmno sé... no se me ocurre por qué. Supongo que porque estarán podridos de estar ahí arriba y pensarán que yendo más rápido, pasa más rápido el tiempo.

Mi inquietud con los taxitas pasa porque me intriga saber por qué se quieren levantar a toda mina que sube a su taxi, a toda costa (creo que ni siquiera importa si se subió la gorda Matosa, el tema es levantarse hasta a la mañana).

AYE 30 de marzo de 2009, 19:59  

Lección número uno para vivir mejor en esta ciudad: en caso de tomar taxis, no hablar con el conductor.

Conta Dora 30 de marzo de 2009, 21:16  

Los taxistas, en su mayoría, son chantas. En BsAs y Córdoba buscan pasearte...
Gracias a mis piecitos, el colectivo o el subte, los evito.

Besos!

Etienne 30 de marzo de 2009, 22:00  

Perseguida, eso es de muy mala leche, te podría haber dicho, no?
Si, se te extrañaba ya...

Tildita, mi biblia es ese plano que alguna vez imprimió la empresa de los Subtes. Siempre me resultó útil dar una dirección esquina o decir entre tal y cual, para que parezca que conozco...

Ana, gracias a Dios me tocaron todos taxistas heterosexuales y ninguno me tiró onda. Jajaja!

Aye, voy a tomar muy en cuenta su lección.

Conta, a mi el subte me fascina. Es el mejor medio de transporte jamás inventado. Pero el taxi me lo pagaba la empresa...

Gaby 30 de marzo de 2009, 23:47  

Aaaah los taxis. Si me subí a tres en toda mi vida es mucho, los detesto, hacen que los colectivos no paren y yo quede clavada durante horas esperando.

Grrrr, los taxistas son una fauna que merece ser antorcheada.

Saludos!

LUX AETERNA 30 de marzo de 2009, 23:53  

Corren para facturar mas en el lapso de tiempo por turno. Además la ganancia del viaje es la bajada de bandera así que en definitiva les combienen viajes cortos. Yo a los tacheros prefiero no hablarles ya que apagan Radio 10 y siguen ellos repitiendo las mismas boludeces fachas. Y si te preguntan por donde ir es para probarte si estás al tanto.
Abrazo!

Blonda 31 de marzo de 2009, 7:16  

Supongo que porque uno le paga, y quieren marcar la diferencia con un medio público...
Uno toma taxi cuando quiere ganar tiempo, o no?

Ganar tiempo...qué raro suena!Como si fuera fácil ganar aquello tan intangible.


Besotes Eti!

Etienne 31 de marzo de 2009, 22:19  

Gaby, estás influenciada por cierta actitud antorcheril... Jajaja! Pero puede ser que alguno se merezca esa suerte!

Lux, trato de hacerme el que conozco pero a veces, hablar mucho me hace meter la pata. Mejor, mirar por la ventana, no?

BLondi, en realidad creo que uno toma taxi cuando ya sabés que vas retrasado... Ganar tiempo es algo imposible, no? Lo charlamos en otro posteo!

Julia 1 de abril de 2009, 18:55  

El medidor es por metro pero también es por tiempo. He notado como sube la tarifa en un embotellamiento en Bs. As.

Etienne 1 de abril de 2009, 20:11  

Juls, ma chèrie! No debería avanzar el taxímetro en momentos en que el vehículo esté detenido. La han estafado, creo. Usted tomará las medidas correspondientes.
Besos!

Publicar un comentario

Mesa de entrada: aqui se recepcionan las consultas, quejas, solicitudes y reclamos. Le daremos un número de legajo y... paciencia! Es municipal, vió?

¿Qué desean leer en la Ciudad?

Postales de la ciudad

Postales de la ciudad
Inmigrantes - Fundacion

Pagaron impuestos

  © Blogger template Webnolia by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP