Espera

>> domingo, 22 de marzo de 2009

¡Qué angustia y desasosiego genera la espera! Te espero y te demoras. El dial del reloj se despinta con mi mirada posándose sobre él; aún así su marcha es excesivamente lenta, inexorable.
Qué impaciencia siento crecer dentro mío, mis pasos se acumulan uno tras otro pero no me acercan a ningún lado. Y es que parece todo en sintonía para que te espere. Mientras tanto, afuera nubes lentas, las ramas del sauce meciéndose lento y la quietud de la tarde hacen eterna esta espera.
El abismo de mi alma se hace aún más profundo cuando te aguardo, más poderoso. Y me aguarda también, sólo que su paciencia es infinita y su triunfo seguro.
El hueco de la soledad se alimenta de nuestras esperas, de nuestros anhelos; como siempre esperamos más, deseamos más y lo que obtenemos sólo nos deja algo conformes, el hueco sólo se hace más insondable, la soledad más oscura y más vanas nuestras esperanzas.
¡Que inquietud se apodera de mí cada vez que te espero! Salen a relucir todos mis tics inútiles, movimientos rítmicos sin motivo, mirada ansiosa perforando el aire, mis pasos errantes alrededor de las paredes prisioneras, en un circuito infinito.
El tiempo que te espero es la eternidad y el instante en que llegas, otra eternidad.

18 votos a favor:

Conta Dora 22 de marzo de 2009, 13:07  

Es fea la espera... Por eso, no espero más.

Besos!

LUX AETERNA 22 de marzo de 2009, 14:51  

Que descripicón perfecta por la espera del ser amado, y peor es cuando además le agregamos la incertidumbre.

Pero visto desde una postura profana podría ser el canto de una grande de jamón y morrones que no llega mas una noche de sábado en la motito del delibery.

Abrazo!

Limada 22 de marzo de 2009, 15:50  

esperar tiene eso de lindoyfeo, asi todo junto. Y el llegar del otro nos llena el hueco plácidamente.

Etienne 22 de marzo de 2009, 23:30  

Conta, decisión respetable si las hay.
Besos!

Lux, ni hablar de incertidumbre que me desespero. No te alcanzan las ventanas para mirar hacia esa esquina...
Abrazos!

Limada, indescriptible, raro. Pero cuadno llega, ya no hay nada que temer.
Besos!!

Gaby 23 de marzo de 2009, 0:10  

Uh, uh, priiiiiiiiii!

Tu post me recordó "Lunes por la madrugada" de los Abuelos de la nada, te dejo el link de youtube (todavía no aprendí a ponerlo bien): http://www.youtube.com/watch?v=591aO_qLe5Y

Saludos!

Gaby 23 de marzo de 2009, 0:18  

Y claro, también me recuerda a esta canción:
http://www.youtube.com/watch?v=6_Tl0MLhJJM
Saludos!

Etienne 23 de marzo de 2009, 0:19  

Gaby, es cierto que comparten algo de melancolía pero al post le falta música!
Ah, y no podés cantar pri en el 5 comment, sabelo!!
Besos!

Etienne 23 de marzo de 2009, 0:22  

Gaby 2: te perdono el pri tardío por este hermoso recuerdo de Sueter...
Ajaja!
Besos!

La Luna 23 de marzo de 2009, 3:49  

Qué foto tan exacta de la espera.
Me gusta muchisimo la hipersubjetividad en cosas tan supuestamente constantes como el tiempo.
Beso grande.

Gaby 23 de marzo de 2009, 12:37  

El quito comentario es el nuevo Pri, sabelo =).

Ana 23 de marzo de 2009, 13:47  

La espera es tremenda. Si le sumás la incertidumbre, entonces ya uno queda para tirarse por el balcón!

Etienne 23 de marzo de 2009, 14:23  

Luna querida, el tiempo, su paso y lo que hacemos me llama mucho la atención. En la vida, con el acelere diario, es difícil apreciar lo ínfimo, lo que dura menos que un segundo. Y a veces, suele ser lo más importante.
Besos!!

Gaby, ok, de acuerdo, si usted lo dice. :)

Ana, trate de no arrojarse por el balcón. Pruebe con un post melanco...
Besos!!

TILDITA 24 de marzo de 2009, 1:20  

Cuando era chica esperaba crecer, ahora espero que el tiempo no pase rápido.
En mis embarazos, desesperé esperando verlas, y ahora espero que no se me hagan grandes tan pronto...
Y ni hablar de cuando alguien me decía , a tal hora voy...Soy de las fatalistas, y alucinaba todo tipo de calamidades. Definitivamente, esperar no es lo mío!!!!
"No sé lo que quiero, pero lo quiero ya."
Besos resfriados!

Blonda 24 de marzo de 2009, 2:22  

Imaginate que este post para alguien que espera ansiosamente que llegue el mes de julio fue bastante dañino, jjaja.

Fuera de joda, una vez escuché, querido Etienne, que cuando uno está esperando a alguien durante los 1ros cinco minutos recuerda lo lindo de esa persona, pero que a medida que la espera aumenta y la persona se retrasa uno empieza a recordar lo feo...fijate y vas a ver que es cierto!

besotes ( y perdon por mi ausencia pero estoy desanimada)

Etienne 24 de marzo de 2009, 14:18  

Tildi, esperar tiene esa cosa que no se puede tolerar, que es que el tiempo tiene sus tiempos y que no se puede ni apurar ni detener. Mejor aprovechá el presente que es efímero y no vuelve.
Besos acalorados!

Blonda, lejos de mi hacerte daño!! Disfrutá de la espera y prepará el encuentro.
Lo malo de la demora es que no sólo recordamos lo feo sino que imaginamos cosas muy locas, inexistentes, nos inventamos tragedias.
Besos!!

el inmundo renacuajo,  26 de marzo de 2009, 8:55  

qué descripción mas perfecta y acertada de la "espera" que es la que nos desespera y vaya si nos ponemos de mal humor con ella. La verdad que lo dijiste todo, más palabras sobrarian, como siempre perfecto, un beso.

Etienne 28 de marzo de 2009, 12:23  

Inmundo Renacuajo, lo único que te digo es que hay que acordarse de reemplazar ese malhumor al instante en que la espera termina.
Abrazos!

Julia 5 de abril de 2009, 4:09  

Mientras la espera no sea inútil, como esperar algo que nunca pasará, tiene su encanto, una vez que la espera deja de serlo. Y se recuerda con ternura.

Publicar un comentario

Mesa de entrada: aqui se recepcionan las consultas, quejas, solicitudes y reclamos. Le daremos un número de legajo y... paciencia! Es municipal, vió?

¿Qué desean leer en la Ciudad?

Postales de la ciudad

Postales de la ciudad
Inmigrantes - Fundacion

Pagaron impuestos

  © Blogger template Webnolia by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP