Nacida un cuatro de julio

>> jueves, 4 de julio de 2013

De pensar que las cosas les pasaban a los demás, de creer que la vida podía simplificarse, uno pasa, sin estaciones previas ni cursos introductorios a vivir la vida.


Existir es sencillo. Nacés, te crean, te inventan, o lo que sea que te genere la venida a este mundo y listo. Sin formularios complicados ni filas eternas ante ventanillas hostiles, uno cae en la vorágine que es la vida actual sin demasiadas expectativas, más que cumplir decorosamente con lo que se espera de uno. Eso, hasta cierto momento.

Cuando te ves reflejado en una mirada nueva, cuando las pestañas más hermosas que hayas visto ondean el aire frente a vos. Cuando esa brizna de fino cabello cae hacia un costado, cuando sus manos se aferran confiadas a la tuya. Cuando escuchás esa risa que te hace saltar el alma de alegría, cuando el llanto que expresa dolor te quiebra en dos. Cuando sus lágrimas te queman, cuando sus llagas te arden y sus heridas te duelen. Cuando su voz te cura todas las penas, cuando sus primeros pasos te emocionan.

Ella provoca que ese momento se repita a cada instante.
En ese momento es cuando pasás de ser un indolente a querer ser eterno. 

7 votos a favor:

Viejex 5 de julio de 2013, 17:45  

Muy bello, intendente!

Abrazo.

La Novia 8 de julio de 2013, 14:42  

Guau!!! Bellísimo Hombre!!!
Beso

cipselas 8 de julio de 2013, 16:15  

¿Ya cumplió un año?
Tan cierta la voluntad de dejar de ser indolente.
Me gustan esos "Cuando..."
Bello texto, Etienne.

Etienne 13 de julio de 2013, 11:36  

Viejex, es bella en realidad. Lo digo con absoluta objetividad.
Abrazos!!

Novia, viniendo de vos que escribís exquisito es un cumplido enorme.
Besos!!

San, ya pasó un año con la velocidad de la luz, comienza otro y sin darnos cuenta estaremos planeando el cumple de 15!! Menos mal que queda este humilde registro de perlas...
Besos van!

laura 15 de julio de 2013, 12:17  

uno de los escritos más hermosos que te conozco, y no es para menos siendo que hablás de ella.

felicidades a los tres, un beso y un abrazo enoooormeeee

Lola 17 de julio de 2013, 17:14  

Felices 378 días! Tal vez el número no tenga mucho de especial, pero a pesar de haber llegado tarde al cumple de la heredera, con esos hermosos párrafos no queda otra que festejar cada día, hora, minuto y segundo.
Porque de qué otra forma podemos inmortalizarnos de no ser a través de nuestros hijos?

Besos!

Etienne 18 de julio de 2013, 14:43  

Lau, gracias por tus palabras, cada vez que me siento a escribir sobre ella no debo esforzarme demasiado, inspira y me dejo llevar sin miedo!!
Gracias por pasar! (tanto tiempo...!)
Besos!!

Lola, los hijos son de esos temas que cuando no te sucede, solamente podes intentar inventar una respuesta y aún así te va a salir artificial. Lo que motivan, inspiran, lo que te hacen sentir no es descriptible hasta que no tengas uno!
Besos!!

Publicar un comentario

Mesa de entrada: aqui se recepcionan las consultas, quejas, solicitudes y reclamos. Le daremos un número de legajo y... paciencia! Es municipal, vió?

¿Qué desean leer en la Ciudad?

Postales de la ciudad

Postales de la ciudad
Inmigrantes - Fundacion

Pagaron impuestos

  © Blogger template Webnolia by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP