Tiempo

>> viernes, 23 de diciembre de 2011

Hace algo de fresco y la noche está agradable; los ruidos en la oscuridad parecieran ser más nítidos, más puros y por eso mismo más intimidantes. Y mirando por la ventana tengo tiempo de pensar, poner la cabeza en foco y dejarla fluir sin restricciones.
Es que uno, sumido en la velocidad cotidiana, en los compromisos urgentes, en las nimiedades y detalles superfluos, no se hace una pausa para reflexionar. No hace falta mucho tiempo, solo unos momentos serán suficientes -me dije y puse ese CD que me empuja el alma hacia ese camino sinuoso que es la introspección- tiempo invertido para que el sueño no se haga pesadilla.
De pronto mi mirada se desvía hacia el televisor, prendido en mute, y miro que están dando "Hechizo del tiempo" y así un poco es la vida, repetimos conscientemente un día tras otro, tal vez con mínimas variaciones, pero si no nos damos cuenta de atesorar lo que nos ocurre y aprender de lo acontecido, no habrá valido la pena, y el "Tú estás aquí y yo estoy aquí" adquiere otra dimensión, otro valor.
Vuelvo al balcón a ver cómo el tiempo se desliza bajo las luces de los autos errantes, sospecho un apuro en un caminante arrastrado por su mascota, intuyo el ánimo exaltado de dos jóvenes y pienso que ese tiempo ya pasó para mi y para mucha gente y habrá de ocurrir para otros muchos. Y no. Pasamos nosotros, nos sumergimos en el calendario cada vez más hondo, más profundo, mientras el tiempo simplemente es.
Las heridas encuentran su fin cuando las hojas del almanaque se acumulan de a decenas, desaparecen las marcas y queda la enseñanza. Las heridas nos dicen que crecimos, que somos capaces de superarnos, de avanzar. Y en esa dimensión, el tiempo es otro ingrediente, un plano que hasta no hace mucho era ignorado.
Momento de silencio. Tiempo, pido gancho. Si pidiéramos recuperar todos esos minutos/horas perdidos, todos ese tiempo desperdiciado en inútiles peleas, en agravios gratuitos, en declaraciones pomposas, en filas infinitas, supongo que encontraríamos otras formas más elegantes de gastarlo. Es el destino final del tiempo, escurrirse intangible por entre los dedos como arena marina.

Tiempo de finalizar este desvarío ha llegado, dijo el Maestro Yoda, no sin antes entornar levemente sus párpados y menear graciosamente sus orejas.

18 votos a favor:

Lola 24 de diciembre de 2011, 0:55  

Cuando ponés que "no pasa el tiempo sino que pasamos nosotros" me hacés acordar a cómo finaliza Cortázar el preámbulo de las instrucciones para dar cuerda a un reloj: "No te regalan un reloj, tú eres el regalado, a ti te ofrecen para el cumpleaños del reloj."
También coincido en la forma inexorable en la que pasa el tiempo, a pesar que muchas veces queremos darle la forma que más nos conviene a nosotros.
En particular como buena indecisa que soy, tengo esa tendencia a pensar que si no tomo una decisión estoy deteniendo el tiempo... tal vez la mejor forma de tomar una decisión sea pensar precisamente que a pesar de nuestras decisiones, aciertos o desaciertos, ese tiempo va a pasar igual, lo aprovechemos o no.
Espero que este tiempo tan especial esté siendo aprovechado al máximo sin sentir que se les escurre por los dedos como arena.

Besos

Esilleviana 24 de diciembre de 2011, 7:36  

Hola amigo
el tiempo lo organizamos nosotros, lo manipulamos, lo fijamos, lo describimos y lo rememoramos nosotros... por tanto, disfrutas de este tiempo (impuesto) de felicidad, ternura, cariño y buenas intenciones (también si no existiera la navidad, enviaríamos tantos correos y comentarios deseando feliz navidad? creo que no).

Feliz Navidad en compañía de las personas que te quieren y a te hacen sentir dichoso.

un fuerte abrazo

Juan Ojeda 24 de diciembre de 2011, 16:24  

Si, el tiempo es una maldición risueña; leyendo algunas partes de esta hermosa entrada, que fluye como un arroyo baja de la montaña, me acordé la frase "la buena felicidad no se nota"... quizás sea un error (un vicio) de este tiempo creer que uno despierta y tiene pulso en el ajetreo, siendo lo restante un sopor insípido-cotidiano,

De ahí que sea tan maravilloso lograr conjugar plenamente el verbo "Estar"... "El tiempo es amigo si estás donde estás" decía la canción...

Un enorme abrazo Intendente, que pase hermosas jornadas de festejo, amor, paz y armonía.
Que el 2012 será un gran año para usted,

eMiLiA 24 de diciembre de 2011, 17:16  

Las reflexiones sobre el tiempo y su - a veces - atropellado discurrir son obligatorias en estos días.
Me leí un poco al leerte. Es algo de eso y también un poco más. Un querer asir el instante, un anhelo imposible.

Abrazo.

Y feliz navidad.

mjromero 24 de diciembre de 2011, 21:19  

Feliz Navidad, Etienne, el tiempo será rápido, un tiempo sin pesadillas, un tiempo de felicidad y dicha para ti y los tuyos.
abrazos.

GABU 25 de diciembre de 2011, 16:28  

Cada uno de nosotros es tan finito como infinito es el tiempo que podemos llegar a desperdiciar sin notarlo y mucho menos sin poder recuperarlo,pero como 'animalitos' que somos a veces,nos damos cuenta cuando la macana ya esta hecha... :/

P.D.:No quiero dejar de creer que a pesar de todo,nunca es tarde cuando la dicha es buena,la vida siempre da revancha aunque el tiempo siempre es HOY!!!

LE MANDO UNA TONELADA DE BESUCONES Y MI MAYOR DESEO DE MERRY CHRISTMAS!!! =)

Etienne 26 de diciembre de 2011, 23:37  

Lola, siempre tengo esa impresión indefinida que podría estar haciendo miles de cosas distintas en lugar de hacer lo que estoy haciendo; no me arrepiento pero me da un sentimiento de pérdida...
En cierta forma, el tiempo se detiene cuando demoramos en tomar una decisión y una vez tomada, acelera para ponerse a tono con el tiempo cronológico!
Besos apurados!!

Esil, lo que el hombre hizo es medirlo de alguna manera, intentar atraparlo en un calendario o en las manecillas del reloj es otro intento desesperado del hombre por mensurar todo lo que tiene alrededor! Y si no existiese la Navidad, pues supongo que se inventarían otras festividades!
Besos navideños!!

Juan, siempre pensé que somos felices sin darnos cuenta y ahora que lo pienso, ¿viste cuán rápido pasa el tiempo cuando somos felices? o al revés, lo largo y angustiosos que se hace cuando lloramos y sufrimos...
Estar y ser, el tiempo conjuga verbos como el mejor.
Abrazos y gracias de corazón por tus palabras!

Etienne 26 de diciembre de 2011, 23:45  

Emilia, difícil que yo escriba como vos, tu pluma es más sutil y más poética y sin embargo gracias por reconocerte en mi desvarío.
El tiempo se arremolina en el fin de año, y pide que hagamos un cierre para arrancar de cero. Nos obliga a eso...
Besos al instante!!

MJR, desde ya miles de gracias por tus hermosos deseos y quisiera que el año nuevo te traiga nueva fuerza para seguir edificando esa ciudad de oro que tenés!!
Te mando besos!!

GABU, lo único que existe realmente es el hoy, como decís vos, lo demás es recuerdo o es especulación.
A veces perdemos el tiempo y lo peor de todo es que lo volveremos a hacer!! Es cierto, somos animales por naturaleza!
Besos y rebuznos!!

Joaquin, le faltó sacar el sable y rebanarnos a todos!!
Abrazo!!

Sergio 27 de diciembre de 2011, 6:35  

Obi-Wan te enseñó bien...
:)

Pequeña Biatch 27 de diciembre de 2011, 11:25  

"el tiempo simplemente es" , me gustó.

Etienne 28 de diciembre de 2011, 10:44  

Sergio, el problema no es el maestro sino el alumno!
Abrazo y bienvenido!

Pequeña, no hice ningún descubrimiento, solamente una observación!
Gracias, besos y bienvenida!!

Yoni Bigud 30 de diciembre de 2011, 2:12  

Hondas reflexiones que solo pueden ocurrir en soledad, y en mentes preparadas para ello.

Muchas felicidades a usté. Ya tendremos tiempo de intercambiar impresiones sobre la paternidad, pierda cuidado. Por ahora yo me encuentro en zona de turbulencias, no sé usté.

As you wish, young skywalker.

No sé qué tiene que ver, pero si usted manda un Yoda, yo no puedo menos que mandar un Vader (Luke, I'm your father me pareció algo trillado).

Un saludo.

Mista Vilteka 31 de diciembre de 2011, 10:49  

Etienne,

el dilema del tiempo que ni es dilema ni es tiempo...

Es ese algo que no nos permite mirar atrás con certeza y saber si nuestras memorias y nostalgias no son más que un artilugio de lo que hemos creado frente a lo que hemos vivido.

Mas un futuro que construimos basado en el registro acumulado de nuestras mentes.

Ah qué ficción esta la de vivir en un espejo que refleja un cuerpo que no está.

De paso, y ya que me pusiste a filosofar con vos y con la introspección de tu cd que ya casito escucho, aprovecho amigo para desearte un feliz año. Que el cambio de indicador te llegue feliz a vos y a los tuyos y que la arena esa, cristalina un poco, húmeda otro tanto, brille en los cielos profundos en donde tu imaginación seguró se posará,

¡Un abrazo!

Felipe.

ña 31 de diciembre de 2011, 14:19  

la reflexión que siempre nos pica en vísperas de año nuevo. Con un guiño despedimos al cero-once, un poco hartos ya, y nos llenamos de espectativas para el año a estrenar.

Yo ya las guardé en el bolso, me las llevo de paseo.

Salud, Etienne, y lo mejor para vos tmb!

Un abrazo!

Etienne 31 de diciembre de 2011, 14:54  

Yoni, espero que las turbulencias pasen pronto, y tome nota, porque le voy a ir consultando en la marcha!
Felicidades en este nuevo año (y nueva vida) que se aproxima!
Abrazos!!

Felipe, me imaginé ese espejo conteniendo aún reflejos de objetos que ya no están y me estremecí, porque me sentí reflejado en espejos que ya se han roto y en otros que no se han construido aún...
Dicho eso, te abrazo, te agradezco las palabras y te deseo lo mejor para este nuevo año!
Abrazos!!

Ña, estamos un poquitín hartos porque las ilusiones que renovamos año a año se desinflan como globo barato enseguida de haberlo atado. Pero de sueños vivimos, ilusos incurables y aún a costa de la experiencia, renovamos los bríos y abrazamos esperanzas.
Abrí el bolso que me subo a bordo!
Besos!!

laura 2 de enero de 2012, 12:58  

lindo posteo, reflexivo. Pero también a mí me hizo reflexionar y no sé si coincido con eso de pedir recuperar tiempo perdido. No importa si fue en la fila pagando impuestos o discutiendo con alguien, sé que en ese momento era eso lo "indicado" y por algo pasó. Dígame que miré demasiadas películas pero no es que si cambiamos un segundo, una milésima de segundo de nuestro pasado, la vida presente no sería igual?

Paso, Intendente, por algo ocurren las cosas y amo este presente aún con todo lo que tiene de odioso para mí. Ademas ya me convencí que de haber estado pagando por internet en vez de hacer la fila, seguro habría otra cosa que querría modificar y no, así no vale, me pasaría la vida modificando el pasado, prefiero tratar de mirar errores pasados para no repetir

ojo, no quiere decir que no vuelva a equivocarme...

besos, señor, disculpe la tardanza pero aqui llegué por fin

Publicar un comentario

Mesa de entrada: aqui se recepcionan las consultas, quejas, solicitudes y reclamos. Le daremos un número de legajo y... paciencia! Es municipal, vió?

¿Qué desean leer en la Ciudad?

Postales de la ciudad

Postales de la ciudad
Inmigrantes - Fundacion

Pagaron impuestos

  © Blogger template Webnolia by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP