Literatura, ficción y más ciudades [24]

>> lunes, 19 de diciembre de 2011

1

Nunca me había pasado de andar sin un peso en el bolsillo. No podía comprar nada y nada me quedaba por vender. Mientras iba en el tren me gustaba mirar el atardecer en la llanura pero ahora me era indiferente y hacía tanto calor que esperaba con ansiedad que llegara la noche para echarme a dormir debajo de un puente. Antes de que oscureciera miré el mapa porque no tenía idea de donde estaba. Hice un recorrido absurdo, dando vueltas y retrocediendo y ahora me encontraba en el mismo lugar que al principio o en otro idéntico. Un camionero que me había acercado hasta la rotonda me dijo que encontraría una Shell a tres o cuatro kilómetros de allí pero lo único que vi fue un arroyo que pasaba por abajo de un puente y un camino de tierra que se perdía en el horizonte. Dos paisanos a caballo seguidos por un perro mugriento iban vareando animales y era todo lo que se movía en el paisaje.

Una sombra ya pronto serás - Osvaldo Soriano

16 votos a favor:

GABU 19 de diciembre de 2011, 21:09  

Hay determinados fragmentos literarios que parecen escritos como para uno... :/

P.D.:SORIANO pasará a engrosar mi lista de pendientes y en ROJO!!!


BESITOS DEADEVERAS :)

Dany 19 de diciembre de 2011, 21:32  

"ahora no sabía adónde iba pero al menos quería entender mi manera de viajar"

Librazo del gordo.

Abrazo intendente!

Juan Ojeda 19 de diciembre de 2011, 23:21  

Me sucede lo mismo que a Gabu; lo adjunto en mi lista de pendientes, dulcemente pendientes.

Un fuerte abrazo intendente, gracias por compartir la magia.

Felices fiestas!

Minombresabeahierba 20 de diciembre de 2011, 8:52  

Mire, a mi lo que no me suele pasar es andar con guita en el bolsillo.

Sin un mango es lo normal.

Abrazo

Humberto Dib 20 de diciembre de 2011, 10:27  

Cuando llegué a Argentina, se me confundía el actor con el escritor. Luego aprendí que no eran el mismo, pero me quedó una idea errónea del escritor y no quería leerlo. Un día alguien me obligó a llevarme un libro de Soriano, justamente "Una sombra..." y no podía creer lo que me transmitía. Pocos autores me metieron en la historia, me hicieron sentir que estaba allí: uno fue Soriano.
A los que lo tienen pendiente, no lo duden, léanlo, es un tipo groso.
Te dejo un gran abrazo.
HD

mjromero 20 de diciembre de 2011, 11:52  

Acabar en el mismo sitio..., puede ser una especie de pesadilla.

laura 20 de diciembre de 2011, 12:50  

el que nunca anduvo por ahí sin un peso en el bolsillo, creame Intendente, le falta experimentar algo muy muy especial

El Gaucho Santillán 20 de diciembre de 2011, 13:36  

Librazo.

No me gusta todo Soriano, pero ese libro la rompe.

Feliz navidad.

Un abrazo.

budin 20 de diciembre de 2011, 22:46  

Saber que no soy la única 'sin brújula' en el mundo, me da tranquilidad.

Hay que perderse más.

Un beso, Sr.

MAGAH 21 de diciembre de 2011, 0:48  

No es lo que mas me gusta Soriano, pero sin duda este párrafo es una pintura clara de un lugar donde hasta veo un leve viento que arremolina la tierra...

ña 22 de diciembre de 2011, 22:18  

y, me dieron ganas de leerlo...

Lola 23 de diciembre de 2011, 3:30  

Como en muchos otros casos los extremos terminan por juntarse en un punto. No tener dinero es casi como tener mucho: no hay que preocuparse por él.
Creo que esa despreocupación y hasta diría casi de libertad que te da el no tener un peso en el bolsillo se trasluce muy bien en este párrafo.
Besos!

Etienne 23 de diciembre de 2011, 18:41  

GABU, no sé en qué etapa de la vida andarás que te identificás con este párafo, asumo que las compras de regalos navideños te ha dejado sin un peso en el bolsillo!!!
Besos muchos!!

Dany, librazo sin dudas!!
Abrazo para usted (pero cortito aunque no quiero que se me ofenda!)

Juan, la magia pretenderá estar presente en letras propias o lo estará sin dudas en obras como esta! Espero que pronto pase de pendiente a leído!
Abrazos!!

Etienne 23 de diciembre de 2011, 18:45  

Hierba, no se me haga el humilde que los vinitos que usted degusta no se consiguen a módicos precios! Jaja!
Abrazos tintos!!

Humberto, te agradezco mucho tu impresión sobre el libro, está bueno compartir esas sensaciones que son casi inasibles, lo que nos produce una historia excelentemente narrada.
Abrazos para usted!!

MJR, creo que inconscientemente estamos pensando en cerrar el círculo, en volver a las raíces, en pisar por última vez el suelo que nos vio nacer. Sería una metáfora, aunque algo rebuscada...
Besos!!

Etienne 23 de diciembre de 2011, 18:52  

Laura, lo dice como si supieras, como si lo hubieras vivido y más, como si detrás de ese comentario hubiera una historia jugosa...
Cuente bella!
Besos muchos, ya sabés!

Gaucho, cortita y al pie, su opinión demoledora! Contaba con ella!
Abrazos!!

Budín, quizás perderse implique un esfuerzo para hallarse y crecer, o la sensación de no saber adonde ir te quite presión... Toda situación puede ser beneficiosa si nos empeñamos en buscarle la vuelta!
Besos abundantes!!

Etienne 23 de diciembre de 2011, 18:58  

Magah, esto es lo primero que leo de Soriano, así que si hay más material más convincente aún, me gustaría que me lo aconsejaras!
Besos!!

Ña, si te dieron ganas, no te quedes con las ídem...
Besos de admiración!

Lola, me pareció lúcida y hasta definitiva la reflexión que has hecho; le haría un corolario: no debería uno preocuparse por el dinero en absoluto, pero eso implicaría estar fuera del sistema.
Despreocupación es lo que predomina en el personaje, si...
Besos y brindis!!

Publicar un comentario

Mesa de entrada: aqui se recepcionan las consultas, quejas, solicitudes y reclamos. Le daremos un número de legajo y... paciencia! Es municipal, vió?

¿Qué desean leer en la Ciudad?

Postales de la ciudad

Postales de la ciudad
Inmigrantes - Fundacion

Pagaron impuestos

  © Blogger template Webnolia by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP