La sabiduría de aquel hombre

>> jueves, 3 de diciembre de 2009

Aquel hombre habia absorbido del aire una suave manera de hablar, sus palabras eran brisa fresca para el que las escuchara, sus dichos eran bálsamo para las almas perdidas.

Aquel hombre de tanto mirar al bosque había adquirido una mirada añosa, de verde paz, que ahora reposa en sus ojos cristalinos.

Aquel hombre había aprendido de la inacabable soledad, del insondable silencio, una manera de ser pacífica, muy serena y cansina que se transmitía a todo aquel que se zambullía a la experiencia de compartir con él un momento de su vida.

Este hombre había aprendido a saber cuando era el momento adecuado para todo, cuando había que callar, cuando había que hablar y en ese caso, sabía con claridad las palabras que debía decir.

Este hombre ya se marchó pero dejó en la arena una clara huella que no se borrará tan fácil en la marea alta.

13 votos a favor:

Lucía... 3 de diciembre de 2009, 23:40  

Tus palabras me emocionaron... me hiciste pensar mucho en mi abuelo, que gracias a Dios, todavia tengo conmigo!

Un beso con gotitas de agua y un poquito de lagrimitas!

Julia 4 de diciembre de 2009, 0:02  

Me encantó el post. Que bueno que son las huellas que dejan las personas que no son las de sus pies.

besos

Rafa 4 de diciembre de 2009, 0:40  

Ja ja ja ja ja ja ja (es una sonrisa malévola ¿sabes?)

Lola 4 de diciembre de 2009, 3:21  

dejar una huella en la arena y que no se borre tan fácil es el resumen para describir a una gran persona.
Porque seguramente no sepa que esa huella perdurará tanto tiempo, pero lo principal es que tampoco lo hace pensando en eso, y encontrar esa autenticidad no es nada facil.

GABU 4 de diciembre de 2009, 9:29  

La sabiduria que se va adquiriendo en el transcurso de la vida siempre nos deja algo a quienes quedamos transitando y trancurriendo...

P.D.:Tengo esa leve sensaciòn que tus pòstulos van como engarzàndose unos entre otros,tal vez me equivoco... :S

BESITOS NEÒFITOS

Mundo Aquilante 4 de diciembre de 2009, 10:54  

Qué gran hombre!
Me recordó a un salteño que conocí. El tipo tenía la capacidad de decir mucho con muy poquito.

Saludos desde Mundo Aquilante!

Alexis 4 de diciembre de 2009, 14:36  

aquel hombre fue dios??

saludos!!

LUX AETERNA 4 de diciembre de 2009, 18:09  

Que bueno dejar algo en la vida, algunos dejamos descendencia y quizás haber colaborado para que en algun caso se haya hecho justicia.
Abrazo

Etienne 4 de diciembre de 2009, 18:23  

Julia, bien merecido su PRI (aunque acá no vale demasiado...)
Besos!

Lucía, es un poco darnos cuenta de los valores de esas personas y no esperar a que se vayan para eso.
Seco tus lágrimas!!
Besos!!

Julia, la huella en la arena es su huella en la vida. No son la de sus pies, son la de sus consejos, sus experiencias.
Más besos!!

Rafa, me di cuenta que era malévola esa sonrisa...
Abrazo!!

Lola, esa huella es auténtica porque la experiencia que transmite es de corazón, sin pensar en su propio bien sino en el de los demás.
Besos!!

GABU, crecemos y dejamos algo vivido en los demás e incluso depende de nosotros valorarlo!
Se enganchan, se alimentan entre sí. Tienen correlacion pero no es adrede...
Besos!!

Mundo, este hombre se destaca por su elocuencia con los silencios...
Besos!!

Alexis, no era dios pero para mi, casi que lo fue.
Abrazos!!

Lux, todos tratamos que nuestra existencia tenga sentido y poder dejar algo que nos trascienda es un poco el anhelo de todos.
Abrazos!!

Diego - Cerdos y Cerdas - 4 de diciembre de 2009, 21:16  

no hacisite acordar a personas que dejaron sus huellas... el texto continua en el recuerdo nuestro

Laura 6 de diciembre de 2009, 10:55  

no son muchas las personas que pueden dejar esas huellas, son las verdaderamente grandes y no abundan

pero tampoco son muchas las personas capaces de encontrar y seguir esa huellas, también tienen que tener una grandeza especial

besitos

Etienne 6 de diciembre de 2009, 14:24  

Diego, cada uno tiene a su maestro y está bien que se los recuerde.
Abrazos!!

Laura, también están los especiales que tienen la habilidad de poder percibir esas huellas en todos nosotros, porque existe grandeza en las pequeñas cosas de todos los días.
Besos!!

Publicar un comentario

Mesa de entrada: aqui se recepcionan las consultas, quejas, solicitudes y reclamos. Le daremos un número de legajo y... paciencia! Es municipal, vió?

¿Qué desean leer en la Ciudad?

Postales de la ciudad

Postales de la ciudad
Inmigrantes - Fundacion

Pagaron impuestos

  © Blogger template Webnolia by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP