Conciencia turística

>> lunes, 12 de octubre de 2009

¿Qué se nos viene a la mente cuando hablamos de Turismo?
Toures por Europa, las grandes capitales, Roma, París, Madrid, Londres. El mediterráneo y sus playas doradas, los grandes cruceros, viajes en avión, aeropuertos, combinaciones.
Miami y sus precios bajos, el mundo de Disney, los grandes parques naturales. Paquetes de excursiones a Medio Oriente, África, el exótico sudoeste asiático, Polinesia… y me olvidaba las playas de Brasil, las cajas de garotos y las caipirinhas, Punta del Este, Cancún… Fantásticos hoteles, guías imaginativos, paisajes inolvidables, remeras, postales, recuerdos varios…

Es cierto, el turismo es eso. Pero también es muchísimo más… Un grupo de nativos enseñando la historia de su tierra, una colectividad compartiendo sus platos y danzas típicas, un centro criollo invitando a aprender del caballo su nobleza, una artesanía hecha con amor, una danza típica, un rico plato para la cena, servido por los dueños del establecimiento.

Es también saludar a quien nos cruza en la calle, ser cortés con aquél visitante que está desorientado, atender con amabilidad el teléfono, tratar de solucionar un problema, despachar con eficiencia.
Y también, poner de nosotros para que el servicio que ofrecemos sea de calidad, mantener en buenas condiciones las instalaciones que puedan usar los visitantes, hablar siempre en positivo resaltando lo bueno que tenemos, ser embajadores en tierra extraña.
Ser conscientes de nuestros actos, informarse y capacitarse, ser curiosos y satisfacer esa curiosidad, conocer gente y charlar con ella, escuchar una anécdota o una leyenda, guardar las fotos y los videos, sonreír siempre.
Una montaña, una cascada, un árbol anciano, un glaciar, una bahía, una isla. Una estancia, un hotel, un kiosco, una estación de servicio, un puesto callejero. Un museo, un restaurante, una plaza, un edificio antiguo. Un personaje, un oficial de policía, un fotógrafo, un empleado, usted.
Todo eso es el Turismo.

13 votos a favor:

Briks 12 de octubre de 2009, 13:17  

caramba...

yo sólo pensaba en las señoritas que, generosas, aceptaban intercambiar costumbres y fluidos

bueno, ESO TAMBIEN ES TURISMO !

Mate 12 de octubre de 2009, 14:18  

Sentirte como en tu casa, hace que vuelvas ciento de veces a un lugar… y siempre encuentres cosas nuevas para ver.

… y si hay muchachos para hacer algún que otro intercambio húmedo, mucho mejor.
(disculpe el exabrupto Bricks me la dejo picando)

Etienne 12 de octubre de 2009, 19:13  

Briks, esos intercambios promueven las economías locales, además de las relaciones humanas, asi que también es turismo!!
Abrazos!!

Mate, es cierto que más allá de los atractivos, el trato con la gente es muy importante! (más si puede llegar a ser húmedo, por supuesto!)
Estás disculpada!!
Besos!!

Lola 13 de octubre de 2009, 2:02  

Además de estar totalmente de acuerdo, el primero en general es turismo que cansa y el segundo en cambio turismo con el que descansás, y no me refiero físicamente nada más.
Es lamentable cómo en este país se le da tan poco impulso al turismo...
Ojo que igual acepto cualquiera de las dos clases de turimo!

Besos

Etienne 13 de octubre de 2009, 8:23  

Lola, por supuesto que las dos formas son turismo, me refería a que una localidad pequeña puede ser turística si pule todos esos aspectos; además de poseer algún atractivo, lo debe poner en valor, si no, no sirve de nada.
Si yo viviera al borde del mediterraneo.....
Besos!!

GABU 13 de octubre de 2009, 9:05  

Mmmmmmm... Cuànto hace que no me dejo llevar por esa sensaciòn placenteramente turìsitca!!!

Me diste ganitas de ponerme a desplegar un mapa de opciones... ¬¬

P.D.:Lo peor del turismo (para mì) son los guìas (?) por què serà que siempre terminan llevàndote a conocer los sitios bàsicos dejando en el tintero tanta cultura??!!

A esta altura del año,ponerse a pensar en armar la mochilita es toda una tentaciòn,eh?! ;)

BESITOS VIAJEROS

Laura 13 de octubre de 2009, 11:06  

estoy con Gabu, me dieron ganas de armar mochila, valija, bolso, o LO QUE SEA y salir...

y en cuanto a los guías turísticos, será que se olvidaron del entusiasmo de cuando estudiaban? dicen y hacen todo tan automáticamente que es lamentable..y no sólo aqui en argentina, en cualquier parte que vayas

ahora, lo de intercambio de fluidos....ahi estoy con Mate, digo, por lo de los muchachos

besos Sr.

Conta Dora 13 de octubre de 2009, 11:32  

Mirá, si es por como te atienden, no debería pisar París nuevamente. Son de lo peor!! Les pedís ayuda... y no te dan bola, y si lo hacen, te mandan del lado opuesto...
Aunque los de Verona tampoco son mucho mejores... les pedís una dirección y te invitan a tener sexo. No es así la cosa... si una lo provocara, vaya y pase... pero ni le entendés el idioma.
En cambio, en Londres, Munich, Bruselas, Las Grutas, Tucumán... son muy amables!!
Me dieron ganas de viajar de nuevo!!

Besotes!

Diego - Cerdos y Cerdas - 13 de octubre de 2009, 14:37  

Excelente descripción mi amigo!

las comidas artesanales de ciertos pueblos son un espectáculo!!!

Etienne 13 de octubre de 2009, 20:02  

GABU, te cuento que los guías son variados por supuesto y te debe haber tocado uno frustrado!!
De todas maneras, yo elegiría una excursión con guía solamente si es obligatorio o si estamos en un pais que desconozco el idioma!
No te quedes con las ganas, armá la mochila y arrancá! De pasada, te convido unos mates!!
Besos!!

Laura, los guías no son gente mala (de hecho, yo soy guía, jaja) pero por ahí se acobardan como en cualquier trabajo con intenso contacto con gente y mal remunerado y por ahí no están del todo motivados!
Cada cual con sus gustos con respecto al intercambio de fluidos!!
Besos!!

Conta, los franceses no tenemos buena fama de cordialidad es muy cierto pero los italianos se pasan de confianzudos!!
Salí tranquila a viajar por el mundo pero si volás en avión, comprá un boleto que permita cambios...
Besos!!

Diego, la gastronomía es uno de los aspectos menos populares del turismo y sin embargo muchos vuelven gracias a que comieron bien!! Panza llena, turista que vuelve!!
Abrazos!!

Horacio, tener un blog también es turismo!!
Abrazos!!

marita 13 de octubre de 2009, 21:24  

cuando pienso en turismo me imagino descansar, y para mí descansar es estar en el Amazonas!

Etienne 13 de octubre de 2009, 21:50  

Marita, no te duermas mucho porque te pueden agarrar los guajiros, los yacarés, los desbordes del Solimoes, los explotadores de hierro...
Bienvenida a la Ciudad!!
Besos!!

Publicar un comentario

Mesa de entrada: aqui se recepcionan las consultas, quejas, solicitudes y reclamos. Le daremos un número de legajo y... paciencia! Es municipal, vió?

¿Qué desean leer en la Ciudad?

Postales de la ciudad

Postales de la ciudad
Inmigrantes - Fundacion

Pagaron impuestos

  © Blogger template Webnolia by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP