Eterno desvarío mental (sin solución a la vista)

>> domingo, 31 de mayo de 2009

Por más que nos esforcemos las cosas nunca salen como queremos; a veces salen mejor es cierto y ese resultado nos alegra, pero en definitiva no era lo que deseábamos. Intuyo un orden inconmovible, una línea caprichosa que no se deja influir.
Veo que nuestras acciones minúsculas no afectan el devenir, no lo perturban. Lo único que nos deja una ilusa sensación de libertad es la ridícula rebeldía que pretendemos demostrar con una improvisación dentro de un guión que no nos permiten modificar.
Somos actores interpretando nuestras vidas, apropiándonos de ella a través de los personajes, de recuerdos que ya nos pertenecen. Y en esa improvisación aún se hace lo previsto, lo ideal. Nuestros deseos, en si no conscientes, se ven satisfechos.

Ni hablar cuando las cosas salen peor de lo que habíamos planeado...

16 votos a favor:

Ana 31 de mayo de 2009, 12:10  

Pero entonces vos decís que nunca nada sale como uno espera? Que uno en realidad cree esperar lo que espera pero que en el fondo se conforma con lo que toca?

Etienne 31 de mayo de 2009, 12:41  

Ana, no digo que se conforma, sino que cuando uno realiza una acción, a veces sale mejor y otras peor, aunque nos esforcemos por que salga como la planeamos. El verbo conformar no refleja la idea de lo que quise decir.

Conta Dora 31 de mayo de 2009, 15:38  

A ver... por experiencia digo que nada sale como uno quiere! Nada, pero absolutamente nada.

Besos

LUX AETERNA 31 de mayo de 2009, 16:17  

Ya se que no esta bueno pero yo siempre intento planificar en el caso que todo salga para el carajo, eso si la realidad muchas veces me ha mostrado que siempre todo puede ser peor.
Abrazo

Julia Q. 31 de mayo de 2009, 16:58  

está bueno no atiborrarse de expectativas. pero cuando las cosas salen disntinas, ni mejores ni peores, está bueno amigarse con eso...

Etienne 31 de mayo de 2009, 17:17  

Conta, y no te da un poquitín de bronca??

Lux, amigo, entiendo que la idea de la planificación es esa, poder tener un parámetro para después comparar. Pero yo quiero que las cosas me salgan tal cual...

Julia Q., bienvenida a esta Ciudad!!
No sé, si salen bien, bueno podría tolerarlo. Tal vez en la satisfacción de superar mis propias expectativas, ponele. Pero no me pidas que me amigue con el tropezón que implica no poder copiar el plan!

Gaby 31 de mayo de 2009, 18:40  

¿Viste? Maldito universo que siempre hace lo que se le canta. No hay manera de planificar las cosas, siempre salen diferente a cómo las planeamos, a veces para mejor, a veces simplemente tenemos que meternos en la cama y que comience otro día.


Universo del orrrrrrrrrrrrrrrr...

Conta Dora 31 de mayo de 2009, 18:53  

Etienne, me acostumbré a que nada salga como yo deseo... ya estoy resignada!

Besos

Etienne 31 de mayo de 2009, 19:20  

Gaby, este universo que complota con tra nosotros, maldito sea!
Ehmmm, me gustó el plan de la camucha, muejeje!!

Conta, no te resignes. Hay que seguir buscando, a la par que puteamos y despotricamos. En la insistencia está el poder (¿?¿?)

CATTO 31 de mayo de 2009, 20:52  

A veces yo tambien pienso en esos términos, y ahí es cuando me doy un sopapo y me repito lo que le dice el Doc. Emmet Brown a Marty Mc. Fly:

"el destino no está escrito"
"el destino no está escrito"
"el destino no está escrito"
"el destino no está escrito"

Y sigo.

Sino es una cagada.

Saludos.

Etienne 31 de mayo de 2009, 21:43  

Catto, a veces me empeño en no hacer ningún esfuerzo, en dejar correr la vida con su particular inercia. Y en teoría, esto debería ser fatal. Pero no. Sigue su curso normal.
Y ahi, empiezo a dudar...

GABU 1 de junio de 2009, 11:53  

En la vida al menos siempre tenemos esa minùscula posibilidad de elegir entre ser espectadores y protagonistas de nuestra propia vida teatral...

P.D.:Tal vez pensàndolo frìamente,mi problema radique en no proyectarme lo suficiente y terminar devoràndome paredones y màs paredones... :(

Creo que tarde comprendì que la vida ETIENNE,no deja de ser un corso a contramano!!

BESOTES CON FRENO DE MANO

andreita 1 de junio de 2009, 13:44  

Sucede q vivimos erroneamente tras la meta de ser felices. No entendemos q la completa felicidad no existe,q el azar juega un papel muy improtante muchas veces y q, en reemplazo, obtenemos un rejunte de pequeños momentos -devenidos de estas presuntivas "victorias"- que, cdo los alcanzamos -sea 1 hr o 3 dias- no nos alcanzan.

Mientras todo esto sucede, jugamos a creernos que manejamos todo.

Lindo espacio al cual llegue mediante otro blog. Salute!

Etienne 1 de junio de 2009, 20:26  

GABU, creo que está bueno estrellarse contra paredones pues una señal de que no nos resignamos al orden establecido, que está claro que queremos ser los protagonistas de nuestra historia.
Besos!!

Andreíta, bienvenida a la Ciudad!
Más alá de lo que planteás (considero que la felicidad nunca es absoluta, aunque puede haber momentos) la clave es tu primer frase. No podemos vivir tras esa meta pues es imposible; hay que vivir lo mejor posible y en esa diferencia puede que lleguemos a ser felices.
Besos!

el inmundo renacuajo,  2 de junio de 2009, 9:00  

Amigo, mi! amigo como yo te llamo, me equivoco o está medio dedicado a mi?? gracias por todo u por estar siempre!!!

Etienne 2 de junio de 2009, 23:04  

Renacuajo, no suelo dedicar post, salvo a aquellos que me sacan de centro y me hacen enojar. Pero no es tu caso, quedate tranqui.
Beso!

Publicar un comentario

Mesa de entrada: aqui se recepcionan las consultas, quejas, solicitudes y reclamos. Le daremos un número de legajo y... paciencia! Es municipal, vió?

¿Qué desean leer en la Ciudad?

Postales de la ciudad

Postales de la ciudad
Inmigrantes - Fundacion

Pagaron impuestos

  © Blogger template Webnolia by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP