Bitácora escrita sin formato de bitácora a la luz del exhibidor de gaseosas (capítulo 6)

>> miércoles, 29 de enero de 2014

Amigos en la distancia!

Ahora que he dejado de lado el formato bitácora, es prácticamente imposible volver a él, sobre todo porque la absoluta ausencia de descubrimientos y novedades hace que las posibles misivas empiecen con: 'Hace calor, corre viento, no llueve nunca...' y otras insulsas referencias al clima patagónico de transición. Sin embargo, el contacto a través de estas líneas se me hace terapéutico (el diagnóstico, adelantado por alguno de mis amigos, es 'posible pérdida del contacto con la realidad, con perceptibles distorsiones, alucinaciones e invención literal de su entorno'. Básicamente, locura... Y, aunque fuera de mi presupuesto, el ciber es por lejos, más barato que los medicamentos que se consiguen con el formulario rosa. La rutina neuquina es soportable, casi no tengo discusiones conmigo mismo. De hecho, soy casi mi mejor amigo. No me puedo cuestionar que no me acompañe, que no esté en los difíciles momentos del desempleo y que no me ayude a lavar los platos. Y me escucha cada vez que pregunto que es lo que quiero para comer. Y estamos de acuerdo siempre. Estoy especulando con que el clima fresco favorezca mi desenvolvimiento personal. Les cuento, estoy pensando en vender bufandas hechas con los afiches de pedido de justicia para fuentealba. No me vengan a mi con el 7,5% de desempleo, que esos vagos no trabajan porque no tienen imaginación. Oportunidades hay, caramba! Qué pasa con la gente de acá? Es que todos quieren reivindicar la leyenda del terrenito y techo propio? Con eso de las tomas, se ocupan medio noticiero del mediodía y todos los reclamos en la avenida. Estuve escuchándolos y se nota que son bien argentinos, porque a ninguno le oí decir que tenían idea de pagarlos... Y piden hasta la conexión para el aire acondicionado; no escucharon que hay que reducir el consumo? Espero que todos estén bien de salud y todo eso. Espero que alguna vez se dignen venir a visitarnos maldita manga de ingratos! En fin, esta vez la hago corta porque adjunté un texto que vio la luz en aquellos pagos pero nunca encontré una excusa valedera para hacerlos sufrir con su lectura. Dicen que la distancia relativiza conceptos. Quizás. Saludos a todos! 
Bienvenidos los nuevos contactos que han sabido salvarse de los primeros correos!

Read more...

Bitácora escrita llorando a mares lágrimas de pintura látex color rosita claro (capítulo 5)

>> sábado, 25 de enero de 2014

Diario de estadía, a.k.a bitácora.
Antes que se vuelva a desatar la tormenta perfecta, voy a tratar de comunicarles las últimas novedades en este rincón del país y en el rincón inhóspito de mi anatomía. Porque he de aclarar que en mi nidito de amor no tenemos cable (sólo dos canales de aire me mantienen tangencialmente informado), no tenemos internet (estos momentos son financiados por un billete de $5 en un ciber que al mismo tiempo, brinda servicio de sauna), no tenemos teléfono (suplido por el celular) y no tenemos ascensor!! Tres interminables pisos cada vez que nos olvidamos un sobrecito de jugo de toronja verde! Es terrible! Mis muslos han crecido de tal manera que lo único que uso son pantalones cortos y shores con ese escocés tan demodé que es mi estilo. Entiendan que escribir un mail adaptado a las necesidades de cada uno de los destinatarios de estos pseudos informes es casi como decir que una persona puede ver en su vida tres veces al cometa Halley, así que trataré de satisfacer lo que me han solicitado. Como habrás podido sobrentender tocayo cibernético estoy en la Confluencia como la llamas vos ya hace un mes. Compartiendo techo con la madre de mis hijos (detengan acá los infartos masivos, es una proyección a FUTURO!) y en busca de trabajo (todavía). Pero no se preocupen, no me voy a volver, padres míos, no se asusten! Ya va a salir algo. Para ustedes, "lacras de la mastur", les quiero decir que acá la merca no se consigue tan fácil, así que las líneas que escribo son resultado del cortocircuito natural de mis neuronas, sin necesidad de alimentarlas con sustancias de neto corte ilegal. No pidan protagonismo, no les será concedido... H, amigo, hagan algún asado en mi honor aunque se les venga el cielo encima. Acaso no me lo merezco? Los he liberado de mis molestas visitas, de mis engorrosas apariciones sin aviso que complicaba tu vida ordenadita. Me merezco un mitin in-absentis, un vino de honor con un tetra de pico de oro, un karaoke haciendo sonar una de los piojos... Rubia, diosa del Roberto Carminatti, te merecés un lugar en el ranking de la WATP y otro para conocer a J.G.Ballard y una recopilación de relatos de ficción bizarra. La primera no te la envié porque estabas como contacto en mi mail profesional, pero ha sido un error que ya solucioné. Profesional, jejejeje! También solucioné el mismo error con vos Gustavo y con vos Greis, espero sepan perdonar. Yo no lo soy, Santi. El GROSSO sos vos. Porque el GROSSO no ve salir el sol por las mañanas, se mira al espejo. El GROSSO no pide permiso para hacer manifestaciones en la Capital Federal, va caminando al laburo. El GROSSO no tiene amigos, tiene familiares. Hermano!!! Y a aquellos que ocasionalmente encuentro en el messenger, todo lo que escribo allí es producto de la dieta, el aire y la saturación de tiempo libre, lectura repetida (tampoco estoy comprando libros nuevos, economía de guerrilla que le dicen) por lo que les pido extrema cautela en la interpretación y ejecución de lo allí expresado. Además, ustedes tenían la siquiera mínima esperanza de que esta vida de convivencia, actos adultos, caer en la cuenta de que tengo 30 años, me iba a hacer más normal? No, amigos míos, estoy más loco que nunca, más niño que nunca, más yo que nunca. No se precipiten a las boleterías, no es transitorio.
Nota mental: voy a tener que encontrar trabajo pronto porque el demasiado tiempo libre me hace demasiado sincero también... Aro? Eso es un crimen querida! Abrazos!

Read more...

Bitácora escrita sobre el teclado pegajoso de un ciber universitario (capítulo 4)

>> martes, 21 de enero de 2014

Bitácora 35,8 ºC

No sé si es sensación térmica o la temperatura real pero que hace, hace. Aunque me parece que se siente mucho más en este ciber del orto! Estoy bastante ansioso por hacer algo! Nunca pensé que iba a extrañar tanto trabajar. Pensándolo bien, lo que extraño no es trabajar, sino la parte del tiempo en que todo giraba alrededor del reloj, esperando la hora de volver a casa. Por más que insistan, no pienso retomar el formato mail-carta lacrimógena de la cual soy un adicto y especialista. Sin embargo, la metáfora es algo que me gusta más, la exploración de formatos para comunicar algo, en sintonía con esta etapa de mi vida, se adapta más a mi corriente espíritu creativo. Explorar si estoy hecho para el concubinato (o él hecho para mi), explorar el nuevo escenario y quizás conquistarlo (la alegoría corría por cuenta y orden de Star Trek y el formato de bitácoras acompañaba el sentimiento de aventura, de estar corriendo los límites centímetro a centímetro, a medida que uno avanza), explorarme: cada cosa que enfrento, me desafía, me provoca. Cada día trae nuevos cuestionamientos, nuevos planteos y es algo que me lleva tiempo procesar. Por eso, cuando hablo o escribo tienen que soportar ese tonito de definitivo y la atmósfera poco propicia para la negociación, porque me llevó mucho tiempo llegar a ese resultado. Sin embargo, y a riesgo de aburrir, aún se puede seguir la charla. Las cosas nunca salen como uno quiere, ni siquiera cerca de lo que uno planeó (para qué carajo uno estudia planificación....) y es que yo pensaba esto y lo otro. Y nada es como uno supone. Uno dice una broma y espera que el resto se ría, pero no causa gracia. Uno compra barato para vender caro, pero vende más barato todavía. Yo pensé que acá hacía frío, como es la patagonia, pero no, hace cuarenta mil grados a la sombra...! Recibí algo de correspondencia a mi casilla de mails, la cual agradezco profundamente. Acá no hay espacio para las indirectas, está muy bueno leerlos, aunque sea para críticas o más críticas, eso acorta las distancias. Además, cada uno es como es y si yo me doy el lujo de escribir en un dialecto seudo relato histórico, documento que sólo escriben los capitanes de navíos y todo eso, ustedes pueden criticar con tranquilidad que no serán censurados. Dejo una última consideración, tal vez la acidez no encuentra otro lado por donde escapar y se cristaliza en mi persona. No ha habido mayores novedades, como les había contado tuve una entrevista, en la cual por lo visto he sido demasiado sincero pues no me han llamado. Pero la esperanza es lo último... No, lo último son los calzones! Je! Me voy a casa, tengo que cocinarme, cortar el pasto (para aclarar la situación, mis suegros se fueron a las termas y estoy instalado en su casa, por eso, me voy a dedicar a la jardinería, no es que puse rollos de césped en el balcón ni nada por el estilo). Los dejo hasta la próxima mis amigos! Chau! 
Nota mental: si mis comandantes leen este documento, argumentar demencia temporal, o algo similar. Notificar a mis abogados. Me encanta cuando un plan se concreta!!!!!! Suerte en todo.

Read more...

Bitácora escrita pensando cómo hacer para ganar la lotería (capítulo 3)

>> viernes, 17 de enero de 2014

Bitácora de vuelo .226 (8)
El motivo original de este informe es hacer una objeción a los directivos de la exploración con respecto a los métodos para elegir la tripulación. No intento decirles a mis superiores cómo tienen que hacer las cosas (por algo son los jefes y yo un simple capitán de jangada) pero tienen que saberlo: la que dice ser mi mujer no está nunca, dice estar de guardia permanente y siempre con el mismo Citado Nosocomio (licencia y copyright del Negro), doctor que me genera mala espina. Hubieran previsto alguien con menos ocupaciones; de esto se deriva mi completa responsabilidad para con los deberes de la casa, que, para despejar las sonrisitas sarcásticas, ya conocía desde mi anterior destacamento en la misión exploratoria a la Barriga Blanca, junto con un perfecto desconocedor del tema. El reporte continúa con la persistente mención del tema clima. Hace calor. No es que uno sea inconforme Valeria, lo que pasa es que por ahora es del único tema que tengo material para hablar, hacer comparaciones y además, quien no ha hablado alguna vez del clima, sólo por llevar adelante una charla? El tiempo (la sucesión de segundos, minutos, horas, etc.) es en percepción propia, más espeso. Se explica porque como no tengo obligaciones complejas, no hago más que contar los minutos y tratar de que encajen en un segundo. Y eso me está llevando horas... Hasta hace un rato estuve en comunicación telegráfica con una ex miembro de mi tripulación y discurrimos sobre el tema prioridades. Ahora que fue a bañarse, cosa que yo hago (valga este desagravio para con mi aseo personal, en contra de lo que digan las investigaciones dirigidas por una profesional alemana, cuya limpieza es también cuestionable, que no supo establecer comunicación con mi mundo), digo mínimamente que hay que hacer lo que nos dicta ese músculo sangriento, lleno de agujeritos (si no, que son los ventrículos y las aurículas?) y nada más. Estamos en épocas vespertinas y mi apetito ha sido saciado convenientemente. Se me pasará la vida mirando la pantalla del celular, que no deja de agobiarme con ese pitido penetrante de "batería baja"... Que cerveza me voy a tomar... Nos seguimos enlazando...
Nota mental: la mención de la cerveza puede ser contraproducente. Si quiero que esta porción del universo sea mía solamente, no debo denunciar la presencia de este elixir, casero, frío, en todas sus presentaciones (fruta, miel, rubia, negra, más negra). Mejor digamos, Ser Citrus. Que Ser Citrus que me voy a tomar... Suerte en todo.

Read more...

Bitácora escrita luego de sufrir un ataque de urracas calvas (capítulo 2)

>> lunes, 13 de enero de 2014

Bitácora 3,1416LV 
Aquí nuevamente desde los confines del universo habitado, dando el correspondiente informe a los que han financiado mi exploración (pero sobre todo a los que, por ser tan insistentes, han logrado que yo huyera. Pruébense el saco y déjenselo puesto!) Hace un par de días venimos, junto con mi equipo, juntando evidencias de que podría haber vida en este páramo, de hecho, justamente antes de ayer me llamaron por teléfono para concertar una entrevista de trabajo en un hotel, concretada ayer nomás. El saldo se verá a fin de mes, junto con el resumen de la Visa Gold y la factura de la luz. Una joya! Después de 17 siglos y medio, llovieron más de 3 milímetros seguidos y la humedad ambiental superó todos los registros históricos al marcar 61%! Como se nota el cambio climático... De más está decir que, transcurridos dos segundos de finalizada la lluvia, salió el sol y nos ahogó a todos! Para los más memoriosos y más antiguos en mi existencia, hoy reconocerán en el relato a un personaje que ha marcado varios pasajes de la época estudiantil: hemos tomado mate, hablado de su nueva casa, de su hija Julieta de dos meses, que se suma a Valentina. Hemos arreglado para degustar un vino con asado en su casa y rebuscado en las fotos recuerdos no tan lejanos. Su chiva sigue más que firme en su rostro y sus hermanos se empeñan en no seguir su ejemplo, terminando sus estudios universitarios. Creo que es pasado el mediodía porque mi estómago se ha devorado mi médula espinal... Bueno, espero que mis hermanos sean lo suficientemente perspicaces para haber impreso esta bitácora (y la anterior) para que mis padres (que no curten la onda interné) puedan leer esta suerte de desvarío, y esta advertencia llegue tarde y redundante. 
Saludos!

Read more...

Bitácora escrita bajo los efectos de ciertas bebidas energizantes (capítulo 1)

>> jueves, 9 de enero de 2014

Bitácora de vuelo número 1214-LV$
 En las primeras horas de este día, no ha ocurrido nada digno de suscribir, salvo que en algún lugar de la tierra, que no es acá, llovió. Lo único que se pudo percibir es un miserable olor a humedad, a ozono (es el típico olor a tierra mojada) y nada más. Mi casa a la mañana es un paraíso, ropa acolchando el piso y protegiendo las paredes de mis arranques pictóricos (estoy en el período abstracto, luego vendría el cubismo y hasta ahí llego, pues el realismo nunca me salió). El mate siempre está preparado, es cuestión de servirse. El balcón es la sucursal del paraíso al aire libre aunque tiene un pequeño problema: te parás ahí y te ven desde Bariloche! Hasta hace un par de horas estuve de vacaciones, es decir, me dediqué con gusto a los "labores" de la casa, regué las plantas, lavé y sequé los platos, entre otras cosas consideradas trabajo digno de una jubilación. Estoy colgado de una percha, hace tres días fuimos a la pileta y tomé un poco de sol (lo juro, fue solo un poco) pero no hay caso, el hijo de mil detecta las pieles de porcelana como la mía y se empeña en ponerlas como trasero de mono tití después de una golpiza propinada por una yunta de patovicas violentos! Pero no se confundan, no me estoy quejando. De hecho, haciendo caso de las enseñanzas del viejo filósofo Quique Orlandus, no me puse el protector factor de protección 514 y limité mis baños lo menos posible, compactando mi universo a la escueta sombra de un árbol que sigue la dieta de "Cuestión de Peso" (y que le dio resultado!) pero el sol del medio día (que es en realidad el de las once) no se plegó al paro de los recolectores de fruta y nos dio ídem! Todavía me duele la espalda de trasladar muebles! Por qué existe el algarrobo? todo debería ser de telgopor pintado... Estoy pensando tomarme dos meses de vacaciones en las termas de Copa-hue (la copa espero que me la den llena...) Las contracturas, como todo el mundillo mal pensado habrá especulado, ya me las curaron... De hecho, tengo algunas nuevas! Ahora estoy en el centro de la ciudad, que dicho sea de paso, me vuelve un poco loco. Calles de pueblo, llenas de gente de pueblo que se cree de ciudad y llenas de coches con chóferes de pueblo y bocinas de ciudad! En fin, debe ser el hambre que me hace pensar estas cosas.
 Nota mental: comer antes de escribir las bitácoras.
Saludos!!

Read more...

Justificativo

>> lunes, 6 de enero de 2014

¿Querés saber por qué? Aunque no te guste la respuesta, ¿aún estás dispuesto a escucharla? ¿Y qué pretendés lograr con ella, una iluminación, una sabiduría superior? ¿En definitiva, resolverá algo? En fin, no son cosas mías, puedo convivir con lo que soy, con lo que me moviliza y no necesito justificarme. Lo disfruto, me produce una especie de placer mundano, una sensación omnipotente, un poderío infinito. Todo el mundo hace esa pregunta, “¿Por qué?, ¿por qué?” y estoy convencido que es un poco por envidia y otro poco por morbosidad y no tanto por preocupación o civismo educado. He detectado en muchas miradas, y no es por provocarte pero también la vi en tus ojos, la profunda curiosidad que les provoca no saber lo que es tener el poder de decidir cuándo alguien exhalará el último suspiro. No importa, están tan programados, tan embebidos de límites y prejuicios que no es posible que ocurra, no me preocuparía tanto. Lo que si te podría decir es lo interesante que resulta salir a la calle, pasear por las veredas, sentarse en bares anónimos y mirar, elegir de toda la manada quién podría ser un individuo ideal, entornar los ojos y decidir, éste si, aquél imposible, el de más allá queda en espera de otra oportunidad. La adrenalina fluye, las mejillas se me colorean, lo puedo sentir… Perdón, sé que esto no responde directamente pero tal vez estoy buscando que me entiendas. ¿Acaso la premeditación me hace un ser cruel? No sé, si le das a un ser lo que quiere, si lo que busca con insondable anhelo yo se lo proveo y lo eximo del peso de la culpa, de esa cosa ancestral que mamamos de pequeños que nos hace timoratos y débiles, no lo puedo ver como crueldad. Yo llegué a este negocio mucho por placer pero un poco por necesidad, y si llegó a ser rentable por alguna razón que escapa a mi entendimiento, bueno, eso lo explica todo, ¿no?.

Read more...

¿Qué desean leer en la Ciudad?

Postales de la ciudad

Postales de la ciudad
Inmigrantes - Fundacion

Pagaron impuestos

  © Blogger template Webnolia by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP