Bitácora escrita pensando cómo hacer para ganar la lotería (capítulo 3)

>> viernes, 17 de enero de 2014

Bitácora de vuelo .226 (8)
El motivo original de este informe es hacer una objeción a los directivos de la exploración con respecto a los métodos para elegir la tripulación. No intento decirles a mis superiores cómo tienen que hacer las cosas (por algo son los jefes y yo un simple capitán de jangada) pero tienen que saberlo: la que dice ser mi mujer no está nunca, dice estar de guardia permanente y siempre con el mismo Citado Nosocomio (licencia y copyright del Negro), doctor que me genera mala espina. Hubieran previsto alguien con menos ocupaciones; de esto se deriva mi completa responsabilidad para con los deberes de la casa, que, para despejar las sonrisitas sarcásticas, ya conocía desde mi anterior destacamento en la misión exploratoria a la Barriga Blanca, junto con un perfecto desconocedor del tema. El reporte continúa con la persistente mención del tema clima. Hace calor. No es que uno sea inconforme Valeria, lo que pasa es que por ahora es del único tema que tengo material para hablar, hacer comparaciones y además, quien no ha hablado alguna vez del clima, sólo por llevar adelante una charla? El tiempo (la sucesión de segundos, minutos, horas, etc.) es en percepción propia, más espeso. Se explica porque como no tengo obligaciones complejas, no hago más que contar los minutos y tratar de que encajen en un segundo. Y eso me está llevando horas... Hasta hace un rato estuve en comunicación telegráfica con una ex miembro de mi tripulación y discurrimos sobre el tema prioridades. Ahora que fue a bañarse, cosa que yo hago (valga este desagravio para con mi aseo personal, en contra de lo que digan las investigaciones dirigidas por una profesional alemana, cuya limpieza es también cuestionable, que no supo establecer comunicación con mi mundo), digo mínimamente que hay que hacer lo que nos dicta ese músculo sangriento, lleno de agujeritos (si no, que son los ventrículos y las aurículas?) y nada más. Estamos en épocas vespertinas y mi apetito ha sido saciado convenientemente. Se me pasará la vida mirando la pantalla del celular, que no deja de agobiarme con ese pitido penetrante de "batería baja"... Que cerveza me voy a tomar... Nos seguimos enlazando...
Nota mental: la mención de la cerveza puede ser contraproducente. Si quiero que esta porción del universo sea mía solamente, no debo denunciar la presencia de este elixir, casero, frío, en todas sus presentaciones (fruta, miel, rubia, negra, más negra). Mejor digamos, Ser Citrus. Que Ser Citrus que me voy a tomar... Suerte en todo.

5 votos a favor:

RECOMENZAR 18 de enero de 2014, 13:46  

muy interesante como ves la vida

Etienne 19 de enero de 2014, 8:46  

Hola Recomenzar! En realidad creo que la vida es de por sí interesante y lo que yo hice en estos seis capítulos fue retratarla con humor, ironía y un poco de espíritu informativo!
Besos!

mjromero 19 de enero de 2014, 11:27  

Aquí hablamos mucho del clima, sobre todo cuando llueve un día y otro y otro... y cuando de repente llueve torrencialmente y las calles se nos inundan.
No conozco la cerveza fruta ni la cerveza miel, sí la rubia, la negra y la de sabor limón.
diferencias de la geografía.

Etienne 20 de enero de 2014, 15:12  

Recomenzar, para mi es todo un logro!
Besos!!

MJR, cada zona o región utiliza los ingredientes naturales que dispone a mano para saborizar la levadura que en definitiva es la misma en todo el mundo. Hay que probarlas a todas!
Besos!

Publicar un comentario

Mesa de entrada: aqui se recepcionan las consultas, quejas, solicitudes y reclamos. Le daremos un número de legajo y... paciencia! Es municipal, vió?

¿Qué desean leer en la Ciudad?

Postales de la ciudad

Postales de la ciudad
Inmigrantes - Fundacion

Pagaron impuestos

  © Blogger template Webnolia by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP