Estoy delirando...

>> miércoles, 18 de enero de 2012

Estoy acostado en mi cama, los opacos rayos del sol entran pidiendo permiso por entre las nubes de un cielo gris, las sábanas tiemblan al ritmo acelerado de mi corazón.
Pienso en todos los sentimientos que mi corazón ha sentido, en todos los rostros pasajeros que mis manos han acariciado, mi memoria toda se recrea de gráciles recuerdos, imborrables palabras, ásperos abrazos traicioneros, agradables momentos vividos.
Recordar es un lindo ejercicio que desempolva en la memoria los hermosos ratos que nunca debemos olvidar; recordar mantiene joven el espíritu al mismo tiempo que nos facilita la adquisición de experiencias y conocimiento.

Estoy sentado en una silla mirando por la ventana mientras la música invade mis oídos en suaves arrebatos de ritmo muy controlado.
Pienso en todas las personas que a lo largo de mi existencia han respirado el mismo aire que yo, han caminado sobre las mismas huellas y han corrido junto a mi tras una meta en común sin más recompensa que la satisfacción personal.
Recordar a veces exalta el ánimo proponiéndonos continuar y desafiandonos a hacerlo más adelante y comparar nuestros recuerdos una y otra vez.

Estoy parado con las manos en los bolsillos, el suave viento meciendo mi cuerpo, observando como el sol de verano lucha contra las nubes que le impiden esparcer su luz sobre la tierra.

18 votos a favor:

El Gaucho Santillán 18 de enero de 2012, 12:32  

Cuando uno se pone asì, se da cuenta de la pequeñez de nuestra existencia.

Asì es.


Un abrazo.

mjromero 18 de enero de 2012, 12:55  

...y pensar también, en general, en todos los que no has conocido y que han estado en ese mismo sitio.

Juan Ojeda 18 de enero de 2012, 16:45  

Un pensamiento total "Te estás elevando",,, y es como vislumbrar de repente todos los lugares en los cuales uno ha dejado una flor, o algo así como parte de su presencia, de su paso,

ha dejado o le han dejado, todo se vuelve confuso, absoluto certero y confuso en esos momentos de elevación.

Un fuerte abrazo.

GABU 18 de enero de 2012, 17:29  

Nunca se me ocurrió comparar remembers y mire que cuando yo me pongo a delirar,los recuerdos pasan delante de mis ojos como si fueran una película,eh?!

P.D.:Lo jodido de hilvanar recuerdos es cuando hacen agua en esas lagunas mentales imposibles de encauzar... :S

BESOTIS REVUELTOS

Dany 18 de enero de 2012, 22:07  

Me gusta la última imagen. Más que ponerme a recordar....todo pasa muy rápido. Abrazo!

Etienne 19 de enero de 2012, 0:08  

Gaucho, usted lo redondeó con la certeza de un grande que la tiene muy clara. Así es.
Abrazo!!

MJR, lo esconocido me da miedo porque estoy seguro que mi imaginación aún se quedaaría muy corta.
Besos!!

Juan, si uno pudiera hacer eso, una panoràámica de la vida, estaría muy bueno, para aprender de los errores, tratar de enmendarlos y no repetirlos. En la vida real, el proceso es humillante y doloroso.
Abrazos!!

GABU, en algún momento de delirium extremis como los que sufro, te van a sitiar sin piedad, teneles miedo!!
Mientras tanto, esperalos con paciencia!
Y en cuanto a las lagunas, algunas son arduas de vadear, si te cuento...
Besos con media pícara sonrisa!!

Dany, respeto a quienes prefieren mirar hacia adelante, yo soy medio gilazo y a veces me pierdo en los recuerdos...
Abrazo grande!!

David C. 19 de enero de 2012, 11:19  

Hay que mantener vivos los buenos recuerdos y de los malos se supone que ya debimos aprender las lecciones. Reflexivo post.

Pd: Te invito a que visites mi blog de cine, ahí también publico cuentos.

laura 20 de enero de 2012, 13:04  

los recuerdos solo si vienen como chispazos, como flashes, no soy de delirar en ese sentido. Prefiero el hoy con un margen de poco tiempo hacia adelante (no demasiado). Que se yo, será tema para psico? cuando retome lo tendré en cuenta (si es que retomo)

besote

Mista Vilteka 20 de enero de 2012, 17:41  

Hombre Etienne, no hay nada como recordar aquello bello que ya pasó. Ese único momento de clima, sonidos, olores, gente en donde todo parecía estar configurado para guardarse muy en lo profundo, como una foto, como un pedazo de flor en algún cuaderno. Ah es que recordar es volver a vivir, también volver a padecer. Pero fijate, vos decís algo que me gusta: delirando.

Los recuerdos, que no son nunca fieles, nos hacen delirar por volver a ser vividos.

Un abrazo pues.

F.

Esilleviana 20 de enero de 2012, 21:15  

No sé si tiene alguna relación con tus palabras pero hay veces que una secuencia de la actualidad se confunde con una experiencia vivida o un recuerdo almacenado; no me ocurre con mucha frecuencia los deja vu, pero después de leer tu texto he pensado en como la persona que mira desde la ventana recuerda a otras personas que ha mirado y observado en su vida, llegando a asociar ambas experiencias.

un abrazo

Ferxolate 20 de enero de 2012, 23:31  

Me gustan mucho tus blogs, los dos, son diferentes entre si pero con algo muy en común: corazón. Me gustó esta entrada porque me suscita una persona que escribe lo que siente, cuando lo siente y como lo siente, y deja reflejado quien verdderamente es. Me gusta. Te sigo, por supuesto.

Me autoinvito a seguir leyendote, un gran abrazo,
Ferxolate!!

Etienne 21 de enero de 2012, 0:33  

David, Supongo que ese es el sentido de recordar la historia, no repetir errores!
Ya anduve buceando en tu blog, nos leemos!!
Abrazos y bienvenido a la Ciudad!!

Laura, si lo ponés en esa temática, el que debería arrancar soy yo, a veces vivo más en el pasado que en el hoy, y el futuro ya no me inquieta demasiado...
Si me cruzás en el pasillo, hcé d ecuenta que no me conocés! Jaja!
Besos!!

Felipe, por esas razones que bien exponés es que me gusta darme una vuelta por el baúl de los recuerdos, un poco para satisfacer los deseos de una doble vida y otro porque me gusta sufrir de vuelta, a sabiendas!!
Abrazos delirantes!!

Esil, le has encontrdo otra arista a la acción de recordar, enlazarla con un evento más nuevo y relacionarlos. Pasa mucho, una persona que te hace recordar a otra, una palabra, una melodía, son lugares comunes para disparar la corrida al pasado...
Me has hecho viajar nuevamente!
Besos!!!

Ferxolate, de corazón no hay dobleces, la foto soy yo, la letra es mía y los recuerdos, magnificados por mi imaginación me pertenecen, éstos y aquellos...
Bienvenido a la Ciudad, por acá hay un baldío para vos!
Abrazos!!

Yoni Bigud 23 de enero de 2012, 23:44  

Es cierto, recordar es un sano ejercicio. Pero cuando uno lo hace demasiado al final distorsiona la memoria. Tendría que haber una medida estándar.

Un saludo.

Humberto Dib 24 de enero de 2012, 8:54  

Esta metralla de recuerdos me gustó, como ejercicio de reflexión (para nada delirante) y como fórmula para un relato bien logrado.
Un fuerte abrazo.
HD

eMiLiA 24 de enero de 2012, 17:56  

Sí, algo de eso hay en el recuerdo. También está su otra cara, la del "todo tiempo pasado fue mejor" Y allí es cuando se complica la cosa.

Abrazo!

Etienne 25 de enero de 2012, 10:23  

Yoni, el problema es el extremo, vivr de recuerdos es tan nocivo como vivir de planes a futuro. Si hubiera una medida estándar, sería más fácil, no?
Abrazos!!

Humberto, la memoria es un ejercicio revitalizante, siempre cuando se haga con moderación!
Gracias por tus palabras!
Abrazos!!

Emilia, el problema de esa cara es tomarsela en serio, creer que es la única verdad. Si eso pasa, uno acaba por morir, el pasado es irrecuperable!
Besos!!

Etienne 25 de enero de 2012, 10:24  

.......y 18!!

Para alejar la mufa!

Publicar un comentario

Mesa de entrada: aqui se recepcionan las consultas, quejas, solicitudes y reclamos. Le daremos un número de legajo y... paciencia! Es municipal, vió?

¿Qué desean leer en la Ciudad?

Postales de la ciudad

Postales de la ciudad
Inmigrantes - Fundacion

Pagaron impuestos

  © Blogger template Webnolia by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP