Las manos manchadas

>> jueves, 7 de abril de 2011

-Ya sé cómo lo hizo. -me dijo en voz baja pero con un tono muy seguro.

Eran cerca de las 7 de la tarde y estaba yo en mi despacho, toda la Intendencia en penumbras, sentado en el sillón, pensando que algo estaba mal. Estaba a punto de hacer un anuncio que iba a afectar no solamente la vida de varias personas sino la imagen de la gestión toda, iba a disolver una secretaría completa por irregularidades en sus funciones específicas. Estaba en una situación donde debía tomar una decisión y las cartas no eran las mejores y la apuesta demasiado alta, cuando la puerta se abrió y el coordinador de turismo, un universitario con algunas ideas locas, entró y después de cierto titubeo, me dio la respuesta.

Al volver del noticiero, ya el culpable estaba tras las rejas y con una causa en su contra por malversación de fondos públicos y, no sé que carátula tiene esto, venta de contrabando de las cajas sociales.

Dejaremos para otra ocasión los detalles del relato de cómo, por casualidad y no tanto, se descubrió esta trama de latrocinios y negociados a costa del pueblo.

12 votos a favor:

El Gaucho Santillán 8 de abril de 2011, 9:23  

Seguro hubo un ortiba.

Siempre es asì.
Buen fin de semana.

Un abrazo.

Esilleviana 8 de abril de 2011, 14:41  

Me parece de lo más justo que ese robo, fraude, hurto de los bienes e intereses de los demás, se saldara con el ingreso en prisión del que lo perpetró... no debería de ser de otro modo, pero no siempre es así.

un abrazo.

Jazmin 8 de abril de 2011, 15:51  

Rapidísima la Justicia de su ciudad!

Qué envidia...

GABU 8 de abril de 2011, 15:59  

Estos temas me sacan de la vaina (a veces) y me hago a la idea de que algùn dìa,a sujetos como ese,los dejaràn en medio de Plaza de Mayo para que el pueblo sea quien le imponga el castigo!!!

BESITOS CATEGÒRICOS

Etienne 8 de abril de 2011, 23:45  

Gaucho, no según el relato de este muchacho pero tal vez el ortiba haya sido él, si se mira bien la cosa.
Mejor fin de semana para usted!!
Abrazos!!

Esil, creo que salió más rápido de lo que entró pero ya no tiene más el trabajo, en lo que a mi respecta, él se cavó la tumba solito...
Abrazo para vos!

Jazmin, la justicia vino de la mano del relato de este héroe común, si no, el que cometería una injusticia iba a ser yo!!
Besos!!

GABU, lo que le veo de contra es que todavía no somos una sociedad madura para hacer eso y la injusticia sería más grande: si aparece en televisión es buena gente y lo perdonamos pero al que no lo conoce nadie, lo lapidamos.
Tal vez algún día...
Besotones!!

Esilleviana 9 de abril de 2011, 16:16  

Gracias por tu visita y comentario: supongo que la experiencia es análogo a la falta de sensibilidad, a la desaparición de emociones, puesto que lo conocido deja de ser emocionante... es el precio que hay que pagar.

un abrazo y también te deseo buen fin de semana.

Lola 10 de abril de 2011, 0:07  

Qué sería del mundo sin los locos no? Menos mal que el encerrado en éste caso no fue él, sino quien correspondía.
Evidenemente la felicidad nunca es completa, a pesar de haberse hecho justicia uno se queda con esa sensación de qué hubiera pasado si las probabilidades no jugaban a nuestro favor y las cosas no se terminaban de resolver de la mejor manera.
Mientras tanto, quedo a la espera de la "otra ocasión".
Besos

Etienne 10 de abril de 2011, 19:41  

Lola, en su gran mayoría lo que sucede es una consecuencia de pequeñas sumatorias de casualidades que una sin las otras hubieran dado un resultado diferente y creo que eso ocurre por la gran interrelación de cosas que existe hoy en día. Unas veces nos enteramos a tiempo y otras tarde, haciendo fluir el caos de la vida. Las probabilidades es un juego muy caro para jugar...
Besos!!

Esilleviana 11 de abril de 2011, 16:35  

Gracias por tu visita... aprenderé a no tocar todo lo que me encuentre jjaja.

un abrazo

eMiLiA 11 de abril de 2011, 19:29  

¿Algo de justicia? Eso es inusual.

¿Por qué nos acostumbramos a los manejos del poder?

Abrazo!

laura 11 de abril de 2011, 22:09  

vio? cuando uno siente que el agua está por taparlo, cuando ya no queda casi oxígeno...a veces, aparece la solución casi perfecta

besote

Etienne 12 de abril de 2011, 7:50  

Esil, es para mí un placer visitarla y en cuanto a mí, no hay problema, toque todo lo que desee que ahí no está el problema, jajaj!
Un abrazo!!

Emilia, es una mezcla de costumbre, de desidia, de desinterés por los problemas sociales, de poca cultura política y dirigencial, de descreimiento de las instituciones, de corrupción general y vario ingredientes más...
Besos!!

Laura, a nivel personal actúo bastante bajo control pero eso de esperar a último minuto para ver solucionado un problema no es mi ideal y la tensión que genera es terrible. Menos mal que las cosas tienden a solucionarse, el tema es que a veces vienen a destiempo!!
Besos!!

Publicar un comentario

Mesa de entrada: aqui se recepcionan las consultas, quejas, solicitudes y reclamos. Le daremos un número de legajo y... paciencia! Es municipal, vió?

¿Qué desean leer en la Ciudad?

Postales de la ciudad

Postales de la ciudad
Inmigrantes - Fundacion

Pagaron impuestos

  © Blogger template Webnolia by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP