Despedida

>> lunes, 28 de septiembre de 2015

Te fuiste. Fiel a tu espíritu de innegociable libertad, desplegaste tus enormes alas de ángel redentor, abandonaste tu marchito cuerpo que no te hacía feliz y subiste raudo hacia la celeste gloria.
Dejaste listas las cañas, la caja con las líneas de flote y algún que otro anzuelo por cualquier cosa, el permiso vigente y el carnet de timonel. Dejaste la carabina con balas, la carpa y las estacas en perfecto estado, la parrilla limpia y la bolsita de los recuerdos. Dejaste el proyector sobre la mesa, los magazines de diapositivas con tus viajes, tus recuerdos. Dejaste un montón de cosas en el museo, etiquetadas para su mejor identificación.
Y también dejaste en nosotros el recuerdo imborrable de tu paso por nuestras vidas. Las enseñanzas, los retos, las anécdotas, el amor de padre, la ironía y la verdad revelada siempre lista para ser desplegada.
Nos dejaste sin tu presencia, seguirás viviendo a través nuestro. Quedan miles de recuerdos, infinitos momentos en que sentiremos que estás ahí. Nos haces falta, mucha falta; tu ausencia se hace notoria y tu mirada se percibe en cada momento.
Te fuiste antes de tiempo, aunque hiciste de tu vida un himno a la libertad. Sin horarios, sin compromisos asumidos, fuiste capaz de hacer todo lo que te propusiste, lo que quisiste, lo que deseaste. Y cuando el cuerpo ya no te acompañaba, recorrías el mundo con la memoria, con las historias mil veces contadas y mil veces disfrutadas.
Las palabras nunca alcanzarán, nunca harán que lo que uno siente por su padre se transmita tal cual surge del corazón. Decir "te extraño", "me haces falta", "te amo", son meras herramientas del idioma para transmitir lo irreemplazable que sos para nosotros.
Gracias Viejo! Buen viaje!

5 votos a favor:

Lola 30 de septiembre de 2015, 1:39  

Te mando un abrazo tan grande como la distancia desde acá a tu ciudad visible, o como mi ausencia de estos últimos meses por acá.
Espero que te llegue porque las palabras que me salen me suenan ya tan usadas y vacías!
Tengo la suerte de no haber atravesado aún esa instancia, pero mis primos lo vivieron hace muy poco y de alguna forma veo por la ventana lo que es... estar ahí apenas puedo imaginarlo.
No lo conocía a tu papá, se me ocurre que era una persona joven aún, lo que me lleva a pensar que es como una estafa morirse cuando ya estás jubilado o próximo a... pero todavía con ganas de disfrutar de mil cosas y bien establecido en la vida; o sea lo que yo vengo a denominar últimamente "el fin de semana de la vida". Pero por otro lado pienso también que si uno no llegó a realizarse (que no tiene nada que ver con hacer todo lo que uno quiere, porque eso es imposible) tampoco es justo... o sea que en ninguna circunstancia uno se conforma o le sirve de consuelo.
Ojalá su recuerdo (tan buenos recuerdos!) ayuden a mitigar el dolor.
Besos!

laura 4 de octubre de 2015, 23:01  

no mucho para agregar. Un abrazote enorme, un beso mayor aún

Marián 13 de octubre de 2015, 4:36  

Saber quienes somos y dónde estamos y cuanto duraremos...
Todo es natural y mucho más la vida de nuestra vida...
Un abracito.

Zeithgeist 25 de octubre de 2015, 14:30  

Aw honeyboo, abrazos desde lejos. :(

Publicar un comentario

Mesa de entrada: aqui se recepcionan las consultas, quejas, solicitudes y reclamos. Le daremos un número de legajo y... paciencia! Es municipal, vió?

¿Qué desean leer en la Ciudad?

Postales de la ciudad

Postales de la ciudad
Inmigrantes - Fundacion

Pagaron impuestos

  © Blogger template Webnolia by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP