Literatura, ficción y más ciudades [29]

>> sábado, 31 de mayo de 2014

Capítulo 54

Un posible encuentro (capítulo falso)

Siempre existieron, en el barrio de Flores, unas palomas azules, nietas de aquellas del lago Estínfalo, cuyas plumas de acero caían desde lo alto y degollaban cada tanto a algún distraído. Estas aves eran adiestradas por los Brujos de Chiclana y podían, llegado el caso, cumplir comisiones diabólicas de orden secundario: arrancar ojos a enemigos, llevar mensajes secretos, cagar sobre los manjares ajenos.
Una tarde de sol, la más rápida de las palomas se posó en la ventana de Jorge Allen. El poeta trató de espantarla con una escoba hasta que vio que el ave llevaba un rollo de papel atado torpemente a su pata de hierro. Con toda clase de precauciones y no sin que le sangraran las manos, consiguió hacerse del mensaje. Lo leyó temblando de miedo.

Cartas Marcadas - (A. DOLINA)

1 votos a favor:

Etienne 8 de junio de 2014, 0:14  

Vale la pena intentar encontrar ese mensaje que nos busca eternamente, aunque es muy posible que cuando lo tengamos en la mano, no lo reconozcamos.

Publicar un comentario

Mesa de entrada: aqui se recepcionan las consultas, quejas, solicitudes y reclamos. Le daremos un número de legajo y... paciencia! Es municipal, vió?

¿Qué desean leer en la Ciudad?

Postales de la ciudad

Postales de la ciudad
Inmigrantes - Fundacion

Pagaron impuestos

  © Blogger template Webnolia by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP