Muy lejos de mi Formosa natal

>> jueves, 20 de septiembre de 2012

Anoche hizo frío, tanto que ni siquiera la pesada frazada tucumana ni el brasero encendido fueron capaces de brindarme calor. Sentía el calambre que la helada me producía en la piel de las piernas, sentía el viento impiadoso ulular fuera de la casilla y pasar dentro sin permiso por entre las infinitas rendijas de la precaria pared de tablones mal cortados. La tierra suelta de la calle sin asfaltar parecía querer entrar y rellenar el piso del baño, la mesa de plástico blanco inclinada sobre la puerta impedía que ésta se golpeara contra la cocina; la única hornalla que funcionaba estaba coronada con una pava de aluminio, tiznada y abollada. En la otra pared, una pila de chapas espera ser clavadas algún fin de semana libre como techo protector.
Afuera en el centro de la toma, se escuchan algunos tiros que por milagro no matan a nadie. La policía llega y recibe piedrazos y abucheos en lugar de colaboración. Todo se dirime entre bandas  rivales como caballeros y a balazos. Me pertrecho con la cobija, como si fuera blindada y pienso que algún día el invierno se va a terminar...

13 votos a favor:

Humberto Dib 20 de septiembre de 2012, 23:36  

Lo viví más como un retrato de cierta realidad que golpea, Etienne.
Un abrazo.
HD

Mista Vilteka 21 de septiembre de 2012, 0:41  

¡Como si fuera blindada! Por lo menos no muy funcional para el frío. Quién sabe contra las balas. ¿Las de frío? Etienne, abrazo pues mi hermano. F:

Sandra Montelpare 21 de septiembre de 2012, 9:02  

El frío de encontrarse lejos de la tierra natal debe ser demoledor. Muy buena imagen has elaborado, Etienne. Saludos van

GABU 21 de septiembre de 2012, 9:52  

Hay fríos y fríos!!!

El frío climático ya se esta yendo y para algunos será una bendición dado que de hipotermia mucha gente puede llegar a pasar del otro lado...

P.D.:En mi caso particular,extrañaré el fresquete,dado que los calores son tan pero tan sofocantes que asfixinan!!! o_@

BESOS ACOLCHADOS =)

El Gaucho Santillán 21 de septiembre de 2012, 13:38  

Me dio pena.

Es una realidad demasiado comun.

Un abrazo.

Any 21 de septiembre de 2012, 21:02  

Supongo que el que nace en Formosa está acostumbrado a contar con la frazada de los pobres: el sol que calienta a rabiar.
El tipo de la historia no pega una pobre, encima de que hace frío está acalambrado de miedo y de miseria. Ojalá la frazada y lo que le queda de esperanza lo protejan de tanta porquería.
un abrazo

mjromero 22 de septiembre de 2012, 11:51  

Es tan descriptivo que me parece ver la imagen, como si estuviera viendo una película y de repente empiezan los tiros y todo se calma y la imagen se acaba.
Un abrazo.

mjromero 22 de septiembre de 2012, 11:51  

Es tan descriptivo que me parece ver la imagen, como si estuviera viendo una película y de repente empiezan los tiros y todo se calma y la imagen se acaba.
Un abrazo.

Etienne 23 de septiembre de 2012, 20:35  

Humberto, para muchos es una "sensación", pero te digo que el personaje que me inspiró este relato es bien real.
Abrazos!!

Felipe, las balas de frío no se detienen así nomás, menos aquellas que dispara la patagonia y su viento persistente y helado!
abrazos!!

Sandra, ese otro frío, no tan fácil de detectar pero incluso más incisivo, cala hasta el alma más curtida!
Besos van!

GABU, viste que dicen gustos son gustos y el clima no escapa a esto, algunos preferimos las medias estaciones, ya que el calor me incapacita, directamente me clava al suelo y el frío es perjudicial para mi salud.
Besos primaverales!!

Gaucho, la verdad es que le di un poco de lírica a una historia real, no agregué ni un detalle para adornarla...
Abrazos!

Any, a veces la realidad, el entorno, la vida cotidiana, la mala gente que te rodea hace que te sea imposible sacar los pies del lodo por más que lo intentes...
En Formosa, vendría a ser más bien una hornalla al máximo, llega a hacer más de 50º!!
Besos!!

MJR (por 2), la imagen se repite, como una mala escena que hay que repetir, y así hasta lograr acostumbrar al actor. Luego, fundido a negro.
Abrazos!!

Lola 25 de septiembre de 2012, 2:11  

La primavera empieza a solucionar, temporaria y precariamente el problema del frío...
Los otros, tanto más graves, siguen al pie del cañón, y eso es lo triste...
Besos

Dany 29 de septiembre de 2012, 14:16  

Buen relato de algunas realidades que no deberiamos olvidar a la hora de quejarnos por boludeces.
Abrazo Intendente, me voy a dormir!

Etienne 4 de octubre de 2012, 12:34  

Vero, acá empieza a terminar pero cuesta un poco más...
Besos!!

Lola, siempre quedan cuestiones de fondo, que en definitiva son las más importantes. Lo demás son paliativos, placebos sociales que le digo...
Besos!!

Dany, podríamos hacer una propuesta para reemplazar el deporte nacional (el pato?) por el de quejarse, organizar un campeonato mundial (que perderíamos y nos daría más motivos para quejarnos) y todo eso!
Buena idea!
Abrazos!!

Publicar un comentario

Mesa de entrada: aqui se recepcionan las consultas, quejas, solicitudes y reclamos. Le daremos un número de legajo y... paciencia! Es municipal, vió?

¿Qué desean leer en la Ciudad?

Postales de la ciudad

Postales de la ciudad
Inmigrantes - Fundacion

Pagaron impuestos

  © Blogger template Webnolia by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP