Sin título

>> jueves, 3 de febrero de 2011

Imaginé que podía elevarme sobre las nubes, sobre el mar y después de un tiempo de disfrutar la vista bajar para ver donde había descendido.
Soñé que los hombres que habitaban esas tierras hablaban otro idioma o tal vez el mismo que el mío, sus bases o su evolución.
Pensé que vería palacios reales, obras monumentales, ferias artesanales; pensé que pisaría avenidas históricas, que traspasaría puertas inmensas y me bañaría en la fuente bautismal.
Vi con claridad que mis pasos me llevaban por museos, plazas y callejas, después de perderme en conexiones de trenes y subterráneos.
Creí que era un sueño concretado llenarme las pupilas de ese colorido arte, de esas curvas góticas, de ese parque genial, de ese pueblo nacido para desaparecer y resurgido de sus escombros.

Lo bueno de imaginar cosas es que no deja de ser eso, una recreación mental de algo deseado, soñado, tal vez merecido pero nunca concretado. Cuando alguien dice que ha sido un sueño hecho realidad, se refiere a que lo que ha conseguido bien podía merecerlo otro, o su variante personal, que si no lo recibía tampoco se iba a quejar, porque en definitiva no consideraba eso posible en su vida.
Y después, tarde, te cae la ficha.

11 votos a favor:

MAGAH 3 de febrero de 2011, 23:51  

Concretar fantasias...cumplir con lo deseado, lo soñado.

Y se terminó...y aparecerá otra.

Café (con tostadas) 4 de febrero de 2011, 11:31  

y no existe la posibilidad de que, concretado el sueño, cumplida la fantasía, uno vuelva a alimentar la ricción de poder concretarlo otra vez?

Café (con tostadas) 4 de febrero de 2011, 11:42  

(y donde dice 'ricción', existe la posibilidad de que leamos 'Ficción'???? ;))

Olivia 4 de febrero de 2011, 11:50  

Después de cada final, hay una linea de partida.

Después de concretar un sueño, será el principio de otros :)

Etienne 4 de febrero de 2011, 11:52  

Magah, hay fantasías de todo tipo, la que me convoca es de esas que decis vos, una vez cumplidas dejan su lugar a otra.
Y después están esas otras que dejan un sabor complicado en la memoria.
Besos!!

Café, en el terreno de la fantasía puede ser cualquier cosa. Está en uno generar una nueva fantasía sobre ese recuerdo y que el nuevo resultado no empañe el anterior.
Es posible que la fantasía no se cumpla aún intentandolo y que resulte un desastre...
Se leyó FICCION y en ese campo, todo es posible!
Besos!

Etienne 4 de febrero de 2011, 12:28  

Olivia, se me escurrió tu comentario!!
Si no fuera así, y se nos acabara el carretel cada vez que termina la función, estaríamos curtidos en eso de iniciar desde cero!
Pobres de los que cumplen sus sueños y no tienen otros nuevos con los cuales ilusionarse!
Besos!!

Esilleviana 4 de febrero de 2011, 13:08  

Hasta hace poco pensé que los sueños eran lo mismo que los deseos y después de leer algo sobre esto, entendí "la única diferencia entre sueños y deseos es que los primeros son puramente inocentes, sin maldad aparente, y los segundos son, en muchas ocasiones, ordenes dictatoriales de nuestras aspiraciones". A estas alturas de mi vida, mis sueños lo forman el futuro de mi hijo, que lo presiento incierto y los deseos, ahora mismo no sé...
Me gustaron tus reflexiones, hacer pensar.

un saludo.

GABU 4 de febrero de 2011, 19:08  

Creo,sin temor a equivocarme,que merezco lo que sueño,desde hace un tiempo no hago otra cosa que alimentar profundamente un sueño en especial,nada del otro mundo,aunque siento que es para mì...

P.D.:La ficha cae,siempre siempre y mucho màs temprano que tarde,mal que nos pese...

BESOS subTITULADOS
Y muy buen finde!! :)

Mista Vilteka 8 de febrero de 2011, 3:00  

Y bueno, soñamos nuestros defectos; injusto sería que no soñáramos nuestras virtudes como también nuestros deseos. Yo sueño terrible, sufro en mis sueños, y me sueño viviendo ahora un pin más feliz.

Un abrazo po'allá. Yo acá brindo con café por vos. (Curiosamente en mi ciudad natal se vosea).

F.

Etienne 8 de febrero de 2011, 16:04  

Esil, me gusta que mis delirios sirvan para disparar reflexiones en los ciudadanos, gracias!
En cuanto a los sueños, tus sueños son los tuyos y sólo en tu realidad tienen sentido, en tu conciencia y en tu mundo onírico.
Besos!!

GABU, la ficha tiene peso y responde a la gravedad y cuando cae, a veces es preferible que sea antes, pocas veces después y casi nunca a tiempo, porque esa clarividencia nunca es bien vista.
Buen finde tuve y buenas vacaciones tengo!

Mista, los sueños terribles acosan en ese mundo oscuro porque la luz los atormenta más que ellos a nosotros. Y no es felicidad precisamente lo que regalan.
Abrazos!!

Mista Vilteka 27 de febrero de 2011, 15:17  

Yo me imagino imaginándome mejores cosas pero siempre fracaso. Soy corto de centímetros hasta en mis introspecciones.

¡Saludos!

F.

Publicar un comentario

Mesa de entrada: aqui se recepcionan las consultas, quejas, solicitudes y reclamos. Le daremos un número de legajo y... paciencia! Es municipal, vió?

¿Qué desean leer en la Ciudad?

Postales de la ciudad

Postales de la ciudad
Inmigrantes - Fundacion

Pagaron impuestos

  © Blogger template Webnolia by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP